Cierre

La austriaca ATB responde a la huelga de Babcock con el cierre patronal

Babcock Borsing España (BBE), filial de la austriaca ATB, decidió ayer el cierre temporal de la fábrica de Galindo 'hasta que se vuelva a una situación empresarial de normalidad', informó lacompañía en una nota de prensa.

BBE afirma que esta decisión se ha tomado 'con el objeto de prevenir que se produzcan daños en las instalaciones de la empresa como los que se produjeron la semana pasada', refiriéndose a las pintadas hechas por los trabajadores que se encerraron en dicha planta el pasado jueves, 28 de abril.

Según el comunicado, se trata de una decisión dirigida únicamente a proteger las instalaciones de la compañía, con el objeto de que esta planta pueda reiniciar sus actividades 'tan pronto como sea posible'.

Babcock aseguró en la nota que el cierre temporal del centro de Galindo 'no afectará a la oficina de Madrid ni a las filiales, Babcock Montajes e Isotrón'. Además asegura que ATB 'mantiene su compromiso de permanecer en BBE y apoyar su relanzamiento en el mercado pañol'.