Actividad en el primer trimestre

El Banco de España pide reformas que sostengan la competitividad

El Banco de España ha puesto ya en segundo plano el fuerte endeudamiento de los hogares como un riesgo para la economía española. Ahora advierte continuamente sobre la pérdida de competitividad de las empresas españolas en los mercado interiores y exteriores, y pide reformas urgentes 'que faciliten una recuperación de las ganancias de productividad y permitan acotar las pérdidas de competitividad'. El Banco de España reconoce que el reciente plan de dinamización del Gobierno es un paso importante, 'que debe verse complementado por una aplicación sistemática de las medidas aprobadas y una continuidad del esfuerzo reformador'.

El informe mensual del Banco de España señala las dificultades existentes en el terreno de la competitividad, que pueden condicionar las decisiones empresariales al presionar sobre los resultados de las empresas más abiertas a los intercambio con el exterior, como un freno al proceso de recuperación de la inversión empresarial.

El Banco de España recuerda que en los dos primeros meses de este año las exportaciones españolas de bienes cayeron un 1,5% en términos reales, con un descenso del 0,8% en las destinadas a los países de la Unión Europea, y del 3,6% en las destinadas a los mercados extracomunitarios. Estas cifras se registraron en un constante deterioro de la competitividad vía precios y en un estancamiento del tipo de cambio de la divisa europea.

La actividad turística exterior se recuperó ligeramente en los primeros meses del año, con un incremento de entradas de turistas del 7,4%.

Resta 1.9 puntos

La actividad exterior de la economía española restó 1,9 puntos porcentuales al crecimiento en tasa interanual en el primer trimestre . Los cálculos del Gobierno para el año son de uno a una y medio puntos; la primera estimación del presupuesto era de seis décimas.