Parques temáticos

La Caixa se hace con el control del 100% de Port Aventura

Anheuser Busch se apea de Port Aventura. La cervecera ha vendido a La Caixa su participación del 13% en el complejo de ocio, operación que le ha reportado unas plusvalías de unos 12 millones de euros. La Caixa se hace con el control del 100% del capital del parque.

Port Aventura se ha queda huérfano del que fue uno de sus principales impulsores, la cervecera norteamericana Anheuser Busch. La compañía, único accionista extranjero que quedaba en el capital, ha vendido a La Caixa su 13% del complejo de ocio con sede en Salou (Tarragona), según explicaron fuentes del parque. La operación, cuyo montante no ha trascendido, supone para el grupo norteamericano una plusvalía contable antes de impuestos de 15,4 millones de dólares (unos 12 millones de euros). Fuentes cercanas al parque aseguraron que la salida de Anheuser Busch 'se produce tal como estaba previsto, diez años después de la inauguración del parque'.

Las mismas fuentes restaron importancia a la marcha del grupo. 'Su capacidad de maniobra era escasa', explicaron. La presencia del grupo norteamericano en el accionariado de la compañía se había reducido en los últimos años ya que Anheuser Busch había descartado acudir a las últimas ampliaciones de capital. Su participación inicial del 20% se había diluido hasta el 13%. Tras la salida de Anheuser Busch, La Caixa controla el 100% del complejo turístico que engloba, además parque de atracciones, tres hoteles y un parque acuático. La entidad financiera controla directamente más del 93% y otro 6,3% a través de su participada Abertis.

El control del 100% facilita a La Caixa la reordenación de todos las empresas vinculados al parque temático, absorbiendo las sociedades que gestionan los negocios hotelero e inmobiliario.

La salida de Anheuser Busch se produce casi un año después de la marcha de otro de sus socios de referencia, la también norteamericana Universal Studios. La compañía vendió entonces su 37% a La Caixa por 25 millones de euros, aunque sigue vinculada al complejo por un contrato de uso de la marca Universal.

El grupo Anheuser Busch, fabricante de Budwaiser, se retira del complejo después de que Port Aventura registrara en 2004 dos millones de beneficios, los primeros en siete temporadas.

Un proyecto inmobiliario en suspenso

Aunque Port Aventura ha invertido en los últimos cinco años más de 200 millones de euros para convertir lo que era un parque de atracciones en un complejo turístico de primer orden con la inauguración de tres hoteles y el parque acuático, la verdadera expansión del parque aún está por llegar. El gran desarrollo inmobiliario del parque, que contemplaba la puesta en marcha de un campo de golf y la construcción de un parque temático sobre el mundo del cine todavía está por llegar. La única nueva inversión, que abrirá este mes, es la atracción Hurakan Condor.