Campaña de la renta 2004

La devolución media ronda los 780 euros

Sólo 3,3 millones de declaraciones del IRPF salen con cuota a pagar Campaña de la renta 2004

Recibe una media de 780 euros de devolución del IRPF, opta por la declaración individual, su principal fuente de ingresos es el trabajo y paga a través de un banco. Así es el perfil del contribuyente medio.

Frente a esta radiografía, está la minoría. Esto es, 3,3 millones de declaraciones con una cuota media a pagar de 1.700 euros. El saldo final, como ya viene siendo habitual, es negativo para Hacienda, que tiene que devolver, tras la campaña de la renta, unos 4.000 millones de euros. Eso sí, esto es sólo ahora, porque en conjunto, el IRPF es el impuesto que más ingresos aporta al Estado. Según la última memoria de la Administración Tributaria, más de 46.000 millones de euros en 2003.

Las deducciones por vivienda y por aportaciones a planes de pensiones son las principales causantes de que hay un gran desfase entre lo que se paga por retenciones y el tipo marginal que finalmente aplica el contribuyente, como así afirmó el director de la Agencia Tributaria Luis Pedroche en la presentación de la campaña de la renta de este año. Y como él, también sus antecesores en el cargo, responsables de la reforma del cálculo de las retenciones. Precisamente, esos 4.000 millones de euros que ahora Hacienda tiene que devolver, coinciden con el importe de beneficios fiscales presupuestados por Hacienda para la vivienda habitual y las aportaciones a planes de pensiones (unos 4.200 millones de euros repartidos en 3.000 millones para vivienda y 1.200 millones por planes de pensiones).

Según el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), uno de los datos que más deben hacer reflexionar a la Administración, es que el 55% de las declaraciones (del ejercicio 2002) presentan bases muy bajas, de entre 6.000 y 21.000 euros, en tanto que sólo un 10% tienen bases superiores a los 30.000 euros. Al tiempo, como así prevé Hacienda para esta campaña de la renta, sólo 910.000 personas en toda España declaran el Impuesto del Patrimonio. Se trata de un tributo obligatorio para quienes tengan rentas por encima de 108.000 euros, excluidos los 150.000 primeros euros de valor de la vivienda habitual. En conjunto, resulta un panorama con bajo nivel económico por el que Hacienda tiene previsto ingresar este año unos 1.110 millones de euros.

Más de 2.500 personas atienden el teléfono fiscal

El teléfono se ha convertido en un instrumento esencial de la campaña de la renta. Por teléfono se obtiene respuesta a las dudas más peregrinas del contribuyente, por teléfono se pide cita previa para ir a Hacienda a hacer la declaración, por teléfono se puede confirmar el borrador de la declaración. Para dar una respuesta eficaz, la Agencia Tributaria ha reforzado su contingente de personal y, en total, ahora mismo hay algo más de 2.500 personas atendiendo los teléfonos fiscales. Eso sí, este año, igual que el anterior, ya no está operativa la confección telefónica de declaraciones. Un servicio que en 2003 fue utilizado por casi 300.000 personas.

Según los datos de la última memoria publicada por la Agencia Tributaria, en el teléfono de información general se recibieron más de siete millones de llamadas con preguntas y más de un millón para pedir cita previa. Pero también en las propias oficinas de Hacienda se concertaron en 2003 casi tres millones de citas para hacer la declaración.

Con estos datos como antecedente, la Agencia Tributaria ha aumentado hasta las 5.000 personas la plantilla asignada a confeccionar las declaraciones de la renta en las oficinas de Hacienda. Pero, sin duda, el servicio de ayuda más utilizado es el programa Padre, gracias al cual se presentan casi 13 millones de declaraciones. En cuanto a las quejas, según la memoria del defensor del contribuyente, cerca de un 39% del total afecta a los servicios de ayuda en materia fiscal.