IBEX 35

El Ibex baja en la semana un 1%, pero recupera los 9.000 puntos

La Bolsa española terminó una semana muy apática, pese al aluvión de referencias económicas y empresariales. El balance de las últimas cinco sesiones arroja una caída del 1,04%, debido al recorte del 1,09% del miércoles por la debilidad de Wall Street. El Ibex también cerró mes, y ha sido el peor desde marzo de 2004 al caer el 2,78%. Con respecto a lo que ha sucedido en otros abriles, éste último ha sido el más negativo desde 2000.

Del lado optimista, aunque sea leve, se puede destacar que la subida de la última jornada, del 0,18%, ha permitido que el Ibex recuperara los 9.000 puntos, aunque todavía falta un 0,87% para que entre en positivo en el año.

Durante la última semana el Ibex se ha movido sólo 95 puntos, aunque lo ha hecho con un volumen de negocio alto. En la última jornada, por ejemplo, se intercambiaron acciones por 3.713 millones de euros, frente a la media del año pasado de 2.500 millones. Endesa, FCC y Fenosa han sido los valores que han evitado que la caída del índice fuera mayor; subieron el 0,48%, 4,64% y 0,30% .

En estos días, los inversores se han encontrado otra vez con la renta fija bajo mínimos. La rentabilidad del bono español a 10 años no se movió el viernes, lo que significa que continúa en las cotas más bajas nunca vistas (3,422%).

Durante el mes, el Ibex, al igual que el resto, ha estado afectado por las cifras estadounidenses, que han puesto al descubierto cierta debilidad en la marcha de la economía. Las caídas de otros índices europeos en el periodo, exceptuando la del Footsie, fueron mayores que la del español.

Los analistas consideran que el punto de mira a corto plazo está en la reunión de la Fed, el 3 de mayo, para lo que no prevén sorpresas, y en el petróleo. Algunos esperan que la Bolsa caiga más, porque los recortes desde agosto pasado han sido mínimos. El mercado abrirá sus puertas el lunes y el martes, pese a los festivos de Día Internacional del Trabajador.

Telefónica sale de mínimos

La operadora celebró esta semana sus 80 años en el parqué, pero la cotización mostró estar al margen de la fiesta. La compañía cayó consecutivamente en las primeras cuatro jornadas hasta alcanzar mínimo anual. La subida del viernes, del 0,84%, mejoró el saldó de la semana, que quedó finalmente en una bajada del 1,13%, y permitió la salida de las cotas críticas. El mercado tampoco respondió al optimismo que han manifestado algunas firmas de inversión tras la conferencia que mantuvo la empresa el lunes y martes con inversores. En este sentido, Credit Suisse reconoció estar sorprendido con el tamaño de recompra de acciones anunciado (6.000 millones de euros entre 2005 y 2007).

También esta semana, S&P retiró el credit watch negativo que tenía establecido sobre Telefónica, y que podía haber supuesto una rebaja de rating de la deuda. El valor tampoco se movió con la noticia.