CincoSentidos

Madrid y Barcelona viven el día de la danza

Una gran gala en Madrid y una semana de estrenos y nuevos talentos en Barcelona. El mundo de la danza se reúne hoy para conmemorar su día internacional, instaurado por la Unesco en 1981 en homenaje al renovador de la danza clásica del siglo XVIII, Jean Georges Noverre.

El Teatro Albéniz de Madrid acoge un acontecimiento mayor para las tablas: la presencia sobre el escenario del coreógrafo sueco Mats Ek, retirado de los escenarios y que cumple 60 años el próximo lunes, que bailará junto a su mujer, la española Ana Laguna, una pieza a dos titulada Memory, de Niko Rölcke.

La gala madrileña, que durará unas cuatro horas y cuyos precios van desde los 9 a los 18 euros, rinde homenaje a los grandes coreógrafos de la historia con un recorrido que arranca con composiciones desde 1700 y llega a la actualidad. Desde el Roldán de Jean Ballon, un paso a dos del Lago de los cisnes de Tchaikovsky, There is a time de José Limón o el Dúo N.N.N. de William Forsythe.

'La imagen filmada toma preponderancia' en la celebración del Albéniz, tal y como destacó el director artístico de la gala, Carlos Iturrioz, asistente de Nacho Duato en la Compañía Nacional de Danza. El trayecto coreográfico propuesto se completará con una composición visual compuesta por el artista visual Tomás Muñoz, donde se verán piezas interpretadas por Merce Cunningham o Nijinski, entre muchos otros. Las proyecciones se acompañarán con música original de Pedro Navarrete y en ellas tendrá una presencia importante Antonio Gades, que falleció el pasado julio.

Este diálogo entre la danza y el medio audiovisual es el que hace que sea el director de cine Carlos Saura el homenajeado en la gala con la entrega del premio Zapato de Oro como reconocimiento a la proyección que ha hecho de la danza en sus películas. El director de películas como Sevillanas o Flamenco no estará presente en la gala.

Si bien Madrid consuma la conmemoración en un día, Barcelona lleva de celebración toda la semana. El Mercat de les Flors de la ciudad condal presenta esta noche y mañana la composición No Paraderan, espectáculo del coreógrafo alemán Marco Berrettini, considerado uno de los discípulos más talentosos de Pina Bausch. También entre hoy y mañana se celebrarán unas jornadas de trabajo en torno a William Forsythe, a cargo de dos antiguos bailarines suyos.

Este fin de fiesta viene tras una semana dedicada a la danza emergente de Barcelona donde se ha mostrado piezas cortas bajo el título Dansa + A Prop, una iniciativa surgida de cuatro centros con programación regular de danza (La Barceloneta, Auditori de Les Corts, Casa Elizalde y Zona Nord).