æscaron;ltima

El casino más caro del mundo abre sus puertas en Las Vegas

Wynn Resorts inauguró ayer en Las Vegas el casino más caro del mundo, un complejo de 2.700 millones de dólares adornado con una montaña de siete pisos de altura y una cascada, un campo de golf, pinturas de Picasso y Van Gogh, y habitaciones de 2.000 dólares. 'Lo consideramos la clase de lugar que Dios construiría si tuviera el dinero', afirmó en un discurso en noviembre Gary Loveman, responsable ejecutivo del grupo rival Harrah's Entertainment.

Steve Wynn, que inició un renacimiento de Las Vegas con la apertura de su primer centro turístico de lujo en 1989, está elevando el nivel de las apuestas con su Wynn Las Vegas. Ahora, Wynn debe competir con un rival 13 veces más grande, surgido de la reciente alianza entre MGM Mirage y Mandalay Resort Group, por jugadores que apuestan como mínimo un millón de dólares cada noche. 'Evidentemente habrá una batalla por los grandes apostantes', asegura Joe Fath, un analista de T. Rowe Price en Baltimore que posee acciones de Wynn entre los 212.000 millones de dólares que administra.

Wynn, de 63 años, presidente y máximo ejecutivo de la empresa, señaló en 2003 que tiende a 'excederse' en la construcción de los inmuebles para atraer la atención. El spot publicitario para televisión del nuevo edificio de 2.716 habitaciones -lo que supone un coste de alrededor de un millón de dólares por habitación- apareció durante las celebraciones este año de la Super Bowl y la ceremonia de los Oscar. Wynn promocionaba su casino de 50 pisos desde el tejado.

El nuevo complejo turístico del desierto, una curva de cristales ahumados en el lado norte de Las Vegas Strip, se inaugura en medio de un auge de los viajes a la ciudad de Nevada, el mercado de apuestas más grande del mundo. La cifra de visitantes creció a un récord de 37,4 millones el año pasado y los máximos exponentes del sector, como Harrah's Entertainment, MGM Mirage y Caesars Entertainment, tuvieron ingresos netos récord el año pasado. 'Nunca vi a Las Vegas tan caliente como está en la actualidad', asegura Fath.

Wynn está tratando de captar una cuota del mercado de alto nivel de Las Vegas, que él contribuyó a crear abriendo el casino Mirage Resorts hace 16 años. Los analistas atribuyen a Wynn, entonces presidente de Mirage Resorts, haber participado en la transformación de Las Vegas de una ciudad de restaurantes baratos y de coristas en una que ofrece comidas de tres estrellas y espectáculos como el Cirque du Soleil.

El Mirage, de 700 millones de dólares, con delfines en un acuario cercano a la piscina del hotel, fue tan extravagante que los analistas dudaron de que pudiera producir ganancias. Sin embargo, se convirtió en el casino más rentable de Las Vegas. Las visitas a la ciudad crecieron un 16% en 1990, el primer año completo de funcionamiento del Mirage. El año anterior habían aumentado apenas un 5,4%.

Ahora, el éxito del Wynn Las Vegas dependerá en parte de su capacidad para atraer a los grandes jugadores que acuden a MGM Mirage, Caesars Palace, de Harrah's, y Venetian, de Las Vegas Sands, afirma Brian Ford, jefe de la actividad de casinos en la firma consultora Ernst & Young en Filadelfia.