Inmobiliario

La venta de casas vacacionales se cifra en un millón en cinco años

Crear nuevas urbanizaciones con valor añadido, campos de golf, cercanas a la costa pero no necesariamente en las primeras líneas. æpermil;se es el modelo que tienen que desarrollar los promotores españoles para atraer al millón de extranjeros que en los próximos cinco años comprará una residencia en España, según la Federación de Promotores Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana.

La residencia turística es el nicho de mercado que, según Francisco Murcia Puchades, presidente de los promotores valencianos, más desarrollo tiene de cara al futuro. Sin embargo, 'para poder atraer al comprador del centro y norte de Europa hay que ofrecer algo más', apunta. 'Hay que hacer entender al sector que para vender en el extranjero tenemos que ofrecer más que el inmueble'.

Este experto se refiere a aspectos tales como la seguridad, mantenimiento integral de la vivienda, servicios de catering o asesoramiento jurídico, por ejemplo. Para poder ofrecer todos estos servicios, Murcia Puchades se decanta por el desarrollo de resorts con campos de golf en zonas del interior de la franja costera de la Comunidad Valenciana, 'como ya se está haciendo en Andalucía', añade.

De hecho, Málaga y Alicante son las dos provincias de España con mayor número de residentes extranjeros. 'Para poder realizar estas inversiones, sin embargo, necesitamos unas buenas infraestructuras que comuniquen estas zonas con el litoral, ya que si bien el nuevo turista que compra una casa no necesita estar en primera línea sí quiere poder llegar a la playa en poco tiempo'.

Esta mayor dotación en comunicaciones y la demanda de agua para las zonas de futuro desarrollo (la zona de Alicante tiene problemas permanentes de desabastecimiento, especialmente en verano), son dos de las reclamaciones que hace el presidente de la patronal de Promotores a la Administración. Respecto al elevado número de proyectos urbanísticos que incluyen campo de golf, Murcia Puchades asegura que este tipo de infraestructura 'genera un entorno muy apreciado por los potenciales compradores de Alemania, Inglaterra o los países nórdicos'.

Alto potencial

Según Murcia Puchades, la Comunidad Valenciana aún tiene mucho potencial para desarrollar este tipo de promociones. 'Actualmente, por cada plaza hotelera que hay en la Comunidad hay seis plazas y media en viviendas turísticas regladas', señala.

Una cifra que puede subir en los próximos años, especialmente en las provincias de Castellón y Valencia, donde no se ha seguido el ritmo de Alicante en este campo. No en vano, del millón de extranjeros que se calcula que tienen una residencia vacacional en propiedad en España, un tercio están en la Comunidad Valenciana, de las que 250.000 están en la Costa Blanca.

'Aún quedan más de 140 kilómetros de costa sin urbanizar en la Comunidad Valenciana, sin contar naturalmente las zonas protegidas', asegura el presidente de los promotores.

'También nosotros somos el sector turístico'

Francisco Murcia Puchades ha accedido a la presidencia de los promotores de la Comunidad desde la provincia de Alicante, donde tiene su empresa. Allí impulsó el año pasado un convenio con la Agencia Valenciana del Turismo (hoy, Consejería de Turismo) para promocionar en las ferias del sector por Europa la oferta inmobiliaria como una parte más del atractivo de la provincia de Alicante. Ahora, desde la patronal autonómica, quiere firmar un convenio similar para toda la Comunidad Valenciana. 'El turista que compra una vivienda en España se convierte en un cliente fiel para siempre', señala el presidente de los promotores.

'Tenemos que concienciar a la Administración de que los promotores formamos parte del sector turístico. No en vano la mayoría de las empresas tienen intereses en él, ya sea con urbanizaciones o con hoteles', insiste.

El empresario ve además en el turismo residencial el impulsor del crecimiento que seguirá manteniendo la construcción en la Comunidad Valenciana, donde es el principal motor de una economía cuyos sectores tradicionales atraviesan momentos delicados. 'Creceremos seis o siete puntos por encima de la economía general y eso se deberá en buena parte a la aportación del turismo residencial', afirma.