Automoción

Porsche Ibérica ganó ocho veces más en 2004 por dejar de vender Saab

A la filial española de Porsche le vino de perlas que General Motors asumiese la comercialización en España de Saab en 2003. Este hecho, unido al éxito del Cayenne, hizo que el beneficio pasara en 2004 de 604.000 euros a 4,8 millones.

La venta de los modelos de la casa Saab, filial del gigante automovilístico General Motors, había sufrido un descenso pausado pero continuado desde que empezó la década. Así, las 4.290 unidades que se vendieron en 2000 se convirtieron en 2.958 coches a finales de 2003.

Este descenso de los volúmenes de matriculaciones provocó que la marca sueca 'ya no contribuyese tanto al beneficio' como en ejercicios anteriores, según declaró ayer el director general de Porsche Ibérica, Joachim Lamla.

Por ello, la ausencia de Saab apenas se ha notado en el balance de la división, a pesar de que durante ese ejercicio sólo se vendieron coches de la marca Saab durante dos meses, después de dos décadas ocupándose de la distribución. La cifra neta de negocio de la empresa, así, fue de 151 millones de euros en el año fiscal 2004 (del 1 de agosto de 2003 al 31 de julio de 2004), lo que supuso incluso un aumento del 1% frente al ejercicio anterior.

En cambio, donde sí notó el cambio Porsche Ibérica fue en los gastos. Este capítulo ha 'estado muy por debajo del ejercicio anterior', según el informe anual de la empresa. La principal razón, asegura el documento, que no tener que vender coches de Saab ha hecho que desaparezcan también 'las inversiones de marketing', así como 'otros gastos operacionales'. En conjunto, este capítulo se desinfló un 1,8% desde 154,32 millones de 2003 hasta 151,5 millones.

El beneficio de 4,8 millones, no obstante, no ha provenido únicamente de los menores gastos, según explica Lamla. Porsche logró equilibrar el capítulo de los ingresos gracias al éxito del todoterreno Cayenne, introducido en 2003 por el legendario fabricante alemán de deportivos y que se ha convertido en un éxito en todo el mundo.

En España, las ventas de este modelo alcanzaron las 1.317 unidades el pasado ejercicio, lo que impulsó un notable 80% las ventas totales de la compañía hasta 2.021 vehículos nuevos matriculados.

Más de la mitad

Es más, actualmente el 65% de las ventas de la compañía, famosa por sus bólidos, la copa este todoterreno de lujo. En lo que va de año, Porsche ha logrado vender 236 unidades de sus modelos 911 y Boxster. Del Cayenne, por contra, ha entregado 436 coches, lo que deja las ventas totales en 672 unidades, en línea con las previsiones anunciadas por Joachim Lamla de vender 2.500 deportivos y todoterrenos durante el presente ejercicio.

General Motors, eso sí, ha logrado revitalizar las ventas de Saab desde que decidiese asumir la gestión en España. Las ventas de modelos de la compañía sueca crecieron el 49,7% en España en 2004 hasta sumar 4.427 coches matriculados, según los datos de Anfac.