Cierre

El Ibex entra en pérdidas anuales en otra sesión de fuertes caídas en Europa

Las incertidumbres macroeconómicas que arrastraron el viernes a la baja a los índices estadounidenses, referencia para el resto del mundo, han llevado hoy a los mercados europeos a una fuerte corriente de ventas que sólo la apertura de Wall Street ha logrado moderar. Finalmente, el Ibex se ha devaluado un 1,41% y, aunque mantiene los 9.000 puntos, acumula pérdidas respecto al cierre del ejercicio pasado del 0,61%.

El selectivo de la bolsa española ha cerrado en 9.025,8 puntos y pese a dejarse hoy en el parqué 129 unidades, ha sido uno de los que mejor ha aguantado las caídas en Europa. El que peor ha cerrado ha sido el DAX de la bolsa de Francfort, que ha caído un 2,52%. En París, el CAC se devaluaba un 2,05% mientras el Footsie londinense lograba limitar las pérdidas a un 1,32%.

Durante la sesión, el Ibex llegó a perder la cota de los 9.000 puntos, que conquistó a principios de 2005. p9or su parte, el Índice General de Madrid también perdió el 1,41% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado, un 0,35%. Todas las empresa del selectivo han terminado la sesión con números negativos en su tercera mayor caída en lo que va de año. Entre los grandes valores del mercado, Telefónica terminó la jornada con una caída del 0,69%; SCH, del 1,53%; BBVA, del 1,62%; Repsol, del 2,12% Iberdrola, del 1,47%, y Endesa, del 1,77%.

La bolsa española ha caído un 6,32% en los últimos dos meses, arrastrada principalmente por unos resultados empresariales por debajo de lo esperado, por los malos datos macroeconómicos registrados y por un repunte en el precio del petróleo en este período. El pasado 15 de febrero, el Ibex-35 terminaba la sesión en los 9.634,3 puntos, en tanto que hoy, el principal selectivo español cerró en 9.025,80 enteros, lo que significa un retroceso de 621,9 puntos en tan sólo dos meses.

Un analista de la sociedad de Valores M&G, resume la situación diciendo que sobre las malas perspectivas para la economía de EE UU, "lo curioso es que, sin datos nuevos, haya entrado tal pánico en la bolsa". La sesión en el Viejo Continente venía precedida por la importante caída del mercado de Tokio, que preparaba el terreno a las ventas perdiendo más de un 3%.

Sosiego y tendencias mixtas en Wall Street

Los ojos de los inversores europeos se dirigían a partir de la media tarde a la apertura de las bolsas neoyorquinas, después del fuerte descenso de la semana pasada, que marcaría el cierre de los mercados del Viejo Continente. En contraste con el otro lado del Atlántico, Wall Street ha vivido una sesión hoy de placidez que ha llevado a sus principales indicadores a cerrar con variadas tendencias pero sin sustos.

Según cifras preliminares, el Dow Jones, que el viernes cerró con un retroceso de 191 puntos, se dejaba en el parqué 16 puntos, o el 0,16%, hasta los 10.071. El índice más importante de Nueva York se encuentra en el nivel más bajo desde inicios de noviembre del año pasado, tras haber marcado la semana pasada, por primera vez desde enero de 2003, descensos superiores a los 100 puntos durante tres días consecutivos. Por su parte, el tecnológico Nasdaq, que el viernes perdió 38,56 unidades, ha recuperado parte del terreno perdido, 4,77 unidades, o el 0,25%, hasta los 1.913.

Más allá de las incertidumbres macroeconómicas, la bolsa estadounidene estaba muy atenta a los resultados empresariales del primer trimestre de 2005 que se van conociiendo. Hoy destaca el incremento del 75% de las ganancias de Bank of America en el primer trimestre del año respecto al mismo período del año anterior.

Los inversores están preocupados por el impacto que la subida del petróleo y de los tipos de interés puede tener sobre los beneficios de las empresas estadounidenses. Hoy, en el mercado de materias primas de Nueva York, el precio del crudo liviano estadounidense ha cerrado con una bajada de 12 centavos, a 50,37 dólares el barril, después de caer hasta 49,66 dólares, el precio más bajo desde el 22 de febrero. El barril de crudo de refencia en Europa, el brent, cotizaba por su parte al cierre a 50,78 dólares, 83 centavos de dólar menos que en la jornada anterior.

Mientras tanto, en el mercado de divisas de Francfort el euro ha recuperado la cota de los 1,30 dólares a últimas horas de la negociación por la debilidad del dólar debido a las dudas sobre la intensidad del crecimiento económico en EE UU. Hacia las 16.30 horas, la moneda única se cambiaba a 1,3028 dólares. La divisa comunitaria costaba a mediodía 1,2984 dólares y, por su parte, el BCE fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2967 dólares.