Internet

Yahoo! y Google descubren una mina de oro en la publicidad de sus buscadores

Varios estudios muestran que los ingresos en anuncios, que son un gran negocio para los dos gigantes de Internet, serán de casi ocho millones de dólares (6.200 millones de euros) en 2005, 20 veces más que hace cuatro años. Se espera que los ingresos por las búsquedas en la web, que fueron de 369 millones de dólares (285 millones de euros) en 2001, alcancen los 7.900 millones de dólares (6.110 millones de euros) este año, de acuerdo con una investigación de Piper Jaffray & Co.

Las búsquedas de información en Internet están haciendo crecer rápidamente los beneficios, aumentando el apetito de los anunciantes a los que se les indican qué es lo que quieren las personas que realizan las búsquedas. Al escribir las palabras de la búsqueda, los usuarios están también enviando a los anunciantes un mensaje claro acerca de los productos sobre los que pueden estar interesados en comprar, y proveedores de búsquedas como Google, Yahoo, o Microsoft MSN están cobrando por ello.

Los anuncios en los buscadores, también llamados búsquedas pagadas, se activan cuando los usuarios buscan información. Los anunciantes compran las palabras clave que usarían para encontrar sus productos y pagan cada vez que el consumidor pincha en sus anuncios - los cuales enlazan con sus páginas web - y Google y Yahoo cosechan los beneficios.

El mercado está creciendo rápido, principalmente porque los anuncios son rastreados y objetivizan bien a las personas interesadas. El medio es también barato en comparación con la televisión, la radio, el correo directo y los anuncios 'banner' en las webs. "Es una herramienta de ensueño para el mercado porque podemos controlarlo de muchas formas y ver su efectividad", afirma por ejemplo Jeff Saville, directivo de marketing de Deckers Outdoor Corp.

Jeffrey Herzog, presidente y jefe ejecutivo de iCrossing, una compañía de marketing de motor de búsqueda que ayuda a las personas a crear y dirigir campañas de búsqueda en web, afirma: "Cuando alguien dirige una búsqueda, sólo pueden suceder dos cosas. Pueden encontrar tu negocio o el de un competidor. Game over.", dice Herzog. Con los anuncios tradicionales, especialmente en la televisión, "gastas millones de dólares para encontrar a un 1 por ciento de personas que puedan estar interesadas. En las búsquedas, es lo contrario: el cliente potencial busca el negocio", agrega.

Pero el medio no está libre de defectos. Ciertas campañas fallan porque no están bien concebidas o no son el medio adecuado. Se cree que de un 5 a un 20 por ciento de los pinchazos son fraudulentos - es el resultado de los clic realizados sobre los anuncios para aumentar el coste que supone a los anunciantes o para aumentar las ganancias de los editores de los servicios web.