_
_
_
_
_
CincoSentidos

Los monovolúmenes de Mercedes crecen

Aunque la firma alemana de la estrella ya contaba con monovolúmenes como la Clase B o la Clase V, acaba de lanzar en el mercado norteamericano -donde rivalizará con su primo hermano el Chrysler Pacifica, no disponible en España- un nuevo tipo de vehículo, la Clase R, que en buen grado responde a los mismos parámetros.

Su enorme figura, de dos cuerpos y 5,15 metros de longitud -equiparable a la berlina S en versión alargada-, permite un amplísimo habitáculo concebido para seis pasajeros, que disfrutarán de butacas independientes. La anchura es de 1,92 metros, mientras que la altura queda en 1,65. Por su parte, la batalla o distancia entre ejes no tiene parangón en el ámbito de las berlinas: 3,21 metros que ha permitido la enorme capacidad interior.

Mercedes ha concebido además la Clase R como un vehículo sumamente versátil. En este sentido, las plazas traseras son completamente abatibles, de modo que de los 212 litros de maletero disponible en viajes con el total de pasajeros posible, se puede llegar a 2.057 litros, dejando únicamente operativos los asientos de conductor y acompañante.

Un dispositivo eleva cinco centímetros el coche para caminos en mal estado

En esta misma disposición, permite introducir en el interior del coche objetos de hasta 2,20 metros de longitud, por lo que se convertirá en un aliado imprescindible para acometer pequeñas mudanzas o portes domésticos, pero sobre todo en tiempo de ocio para bicicletas, tablas de surf, cañas de pescar o material de camping.

A todo ello, añade una calidad de ejecución en línea con el exigente estándar de la marca, así como soluciones que harán la vida a bordo más grata. Cabe resalta el climatizador Thermatic de cuatro zonas, en opción; techo solar de vidrio o bien panorámico, de dos piezas, que cubre casi todo el coche y ambos con sobreprecio; o un avanzado equipo multimedia de entretenimiento.

En seguridad, incluye el sistema Pre-safe que alerta determinados dispositivos como los frenos, el ESP, los tensores de los cinturones de seguridad e incluso los airbag si los sensores del vehículo detectan riesgo inminente de colisión.

En el apartado mecánico, dispone de dispositivos como la tracción permanente a las cuatro ruedas dotada del mecanismo electrónico ETS y la suspensión neumática y de altura variable Airmatic DC que puede elevar el vehículo hasta cinco centímetros para caminos en mal estado. O el cambio automático 7G-Tronic de siete relaciones en todas las variantes con pulsadores en el volante Direc-Shift.

En gasolina hay un 350 de 272 CV, en configuración V6, seguido de un portentoso V8, versión 500, de 306 CV de potencia. Por su parte, el capítulo de gasóleo, queda cubierto por una única opción: el 320 CDi, de nuevo V6, y con common rail de nueva generación, capaz de lanzarlo hasta 215 kilómetros hora.

La renovada Clase B, amplia y versátil

Con sus 4,27 metros, el nuevo Mercedes Clase B es un rival directo para vehículos como el Seat Altea o el futuro Volkswagen Golf Plus. Su filosofía, pues, se inscribe a medio camino entre los modelos compactos Premium, al estilo del Audi A3 o el BMW Serie 1, y los monovolumen de talla recortada, tipo Renault Scénic o Citroën Xsara Picasso, aunque en un estrato de prestigio y precio superiores a éstos. Sus tarifas arrancan en 22.600 euros y llegan hasta 30.250. La firma ha alumbrado un automóvil amplio y versátil. Opta por la estructura de chasis doble tipo sándwich vista en la Clase A, o lo que es lo mismo: instala parte de la mecánica entre el piso y el habitáculo del vehículo. Esta arquitectura, además del consiguiente ahorro de espacio, procura más seguridad, pues en caso de impacto frontal el motor se deslizaría bajo los pies de los ocupantes. Por otra parte, a sus diferentes posibilidades de configuración interior añade un maletero básico que parte de 544 litros y llega a 2.245, renunciando a cuatro plazasEl puesto de conducción, con ajustes de volante y asiento en altura y extensión, es casi simétrico al de cualquier berlina media de la marca, aunque unos centímetros más elevado.La Clase B se sirve de mecánicas de la Clase A, como los propulsores de gasolina 150, 170 y 200 y 200T, con un abanico de potencias desde 95 CV hasta 193. De igual modo, se ofrece con los modernos y austeros turbodiésel CDI, de cuatro cilindros y dos litros, B180 y B200, que entregan, respectivamente, 109 y 140 CV.

Archivado En

_
_