_
_
_
_
_
Sector exterior

El déficit por cuenta corriente se multiplica por cinco en enero

El déficit por cuenta corriente de España se multiplicó por cinco en enero, hasta los 4.154 millones. Al desfase comercial se une el recorte del superávit de transferencias y el aumento del déficit de rentas.

El sector exterior hace aguas por los cuatro costados. En enero, el déficit por cuenta corriente (refleja los intercambios comerciales, de rentas, servicios y transferencias) alcanzó los 4.154 millones de euros, cinco veces más que los 808 millones registrados en el mismo mes de 2004, según acaba de hacer público el Banco de España.

Estos pésimos resultados caen como un jarro de agua fría, sobre todo, teniendo en cuenta que la economía española ya había cerrado 2004 con un déficit corriente acumulado en el año de 39.000 millones de euros, máximo histórico y un 90% más que el ejercicio anterior.

En el caso de enero se han conjugado varios factores. Por un lado, el fuerte aumento del déficit comercial; por otro, la reducción del superávit por transferencias corrientes y; en menor medida, la ampliación del déficit de la balanza de rentas.

Los expertos dudan de la fortaleza de la economía para seguir siendo competitiva

Por lo que respecta a la balanza comercial, enero se cerró con un vigoroso crecimiento, del 56%, del saldo entre importaciones y exportaciones. Mientras que las primeras aumentaron el 13,1%, amparadas por la fortaleza del consumo interno, la segundas, sólo lo hicieron un 1,1%, eclipsadas por un euro demasiado caro, y unos mercados europeos a los que les cuesta reactivar su economía. Dentro de los servicios, el turismo tuvo un buen comportamiento en el primer mes del año, con un excedente de 1.595 millones, superior al de enero de 2004. Sin embargo, no pudo compensar los excesos negativos del comercio y la balanza de rentas.

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital (representa la capacidad o necesidad de financiación de la economía), fue negativo (3.700 millones) y sensiblemente superior al contabilizado en enero de 2004 (633 millones).

Todos estos datos han provocado reacciones adversas sobre el futuro de la economía española. 'Aunque la balanza comercial refleja el encarecimiento del petróleo también evidencia una acuciante pérdida de competitividad', indica Gregorio Izquierdo, del Instituto de Estudios Económicos. De igual forma opinan Ángel Laborda, jefe del servicio de Estudios de Funcas, y Nuria Bustamante, analista de Caja Madrid, para quien es 'muy grave que los consumidores prefieran los productos importados a los españoles'.

Nuevo plan de competitividad

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se mostró este viernes preocupado por el comportamiento del sector exterior, a la hora de hacer balance de su primer año de estancia en La Moncloa.En su opinión, para analizar bien este indicador hay que tener en cuenta que en 2004 las exportaciones crecieron casi el 7% y que España no ha perdido cuota de mercado, situándose como el segundo país de la Unión Europea en el que más han crecido las ventas al exterior. Desde este prisma, añadió Zapatero, España registra una evolución más favorable que naciones como Alemania, Francia, Italia o el Reino Unido.No obstante, el presidente reconoció que la economía española necesita mejorar este indicador, por lo que el titular de Industria, José Montilla, trabaja ya en diferentes programas sectoriales que tienen como objetivo el aumento de la competitividad de las empresas y el fomento de las exportaciones.Las declaraciones de Zapatero se producían casi al mismo tiempo en que el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, calificaba de 'desequilibrado' el crecimiento de la economía española debido, sobre todo, a su abultado déficit comercial. Desde Washington, Rato emplazó al Gobierno español a adoptar con diligencia reformas que abaraten sus exportaciones, incluida la del mercado laboral.A juicio del máximo responsable del Fondo Monetario, el sector exterior español se está deteriorando de forma rápida y requiere atención 'desde el punto de vista de la competitividad'.

Archivado En

_
_