Hipotecas

El crédito hipotecario aumentó un 24,7% hasta febrero

El negocio hipotecario sigue contradiciendo de forma contumaz las predicciones de los analistas sobre su inminente desaceleración.

El negocio hipotecario sigue contradiciendo de forma contumaz las predicciones de los analistas sobre su inminente desaceleración. Los préstamos ligados a una hipoteca crecieron en febrero un 24,7% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos ofrecidos ayer por la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Desde febrero de 2002 todas las tasas interanuales han sido superiores al 20%.

La esperada ralentización de las hipotecas no acaba de llegar, y su saldo vivo ya ha superado la cota de los 600.000 millones de euros. Las cajas siguen liderando este mercado, tanto en crecimiento como en volumen total. En ese período, incrementaron el volumen hipotecario un 26,2%, hasta los 62.650 millones. De esta manera, abrieron todavía más la gran brecha que les separa de los bancos, que presentaron un incremento del 20,9%.

Ese crecimiento porcentual de febrero se sitúa cuatro puntos por encima del ritmo del 24,3% en que terminó el año el crédito hipotecario, rompiendo la ligera moderación que mostró en los últimos meses del ejercicio. El mayor repunte de esta actividad se registró en septiembre de 2004, con un incremento del 25,3%, la mayor tasa desde que se inició el actual ciclo expansivo de las hipotecas en 1996.

La mayoría de los expertos han pronosticado un descenso del crédito hipotecario a lo largo de 2005 hasta ritmos de crecimiento próximos al 15%. Las propias entidades estiman que los préstamos hipotecarios subirán en el conjunto del año un 17%, con una sensible desaceleración en la segunda parte del año.

El fuerte incremento del sector hipotecario en el comienzo de 2005 coincide con reiterados avisos lanzados desde el Banco de España. Su gobernador, Jaime Caruana, ha llegado a reclamar por carta a las entidades de crédito que informen a sus consejeros sobre los riesgos de una excesiva exposición al mercado inmobiliario.