CincoSentidos

El caldo en cubitos cumple medio siglo

En plena posguerra española, cuando nació Avecrem, un triste puchero podía ganar fundamento con un milagroso cubito de caldo concentrado. Medio siglo después, el hijo más famoso de la Gallina Blanca se mantiene líder de su mercado por su adaptación a los nuevos tiempos. Ahora, enriquece platos, se reconvierte en salsas y ahorra tiempo en la cocina. Con estas credenciales, que han convertido el primitivo caldo de pollo Avecrem en uno de los iconos alimentarios y publicitarios del país, se está celebrando en Sevilla el 50 aniversario de este producto del grupo catalán Agrolimen.

La marca fue promocionada en 1954, el año de su nacimiento, por la mismísima Sofía Loren. Más tarde, todavía en la España sin televisión, vinieron sonadas campañas en la radio. Era cuando 'Avecrem llamaba a su puerta'. El siguiente paso fue el salto audiovisual, donde debutó una sensual gallina de dibujos animados que consiguió el premio del festival de Cine Publicitario de Venecia en 1959.

La marca creció con nuevos productos en 1962, cuando la promoción corrió a cargo de la Tía Leo, que enseñaba suculentas recetas. Luego llegó el fenómeno 'chup-chup' de Avecrem y, a finales de los ochenta, la empresa creó centros culinarios en Madrid, Barcelona y Sevilla para estrechar su relación con los consumidores mediante la experimentación gastronómica. Ya a finales de los noventa surgió el 'cueces o enriqueces' y la marca diversificó en salsas y otros productos.

LA FIESTA

La conmemoración de los 50 años de Avecrem tendrá su plato fuerte en la fiesta gastronómica que celebrará la marca en la sevillana Isla de La Cartuja, donde, entre otras actividades, culminará un concurso de recetas condimentadas con caldo concentrado y se degustarán platos de este tipo elaborados por cocineros de renombre como Ada Parellada o Willy Moya. La receta más original ganará una vuelta al mundo por la gastronomía.