Astilleros

La SEPI tiene previsto vender Izar antes de un año

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, Enrique Martínez Robles, ha afirmado hoy que la operación de venta de los astilleros públicos de Izar estará "muy avanzada y posiblemente concluida" dentro de un año, y considera que los activos de Izar, que entró en liquidación el viernes pasado, son interesantes para los inversores privados.

Para el presidente del grupo público, el atractivo de Izar para un inversor industrial radica en la capacidad que tienen estos astilleros de desarrollar una actividad rentable de construcción naval y no en la carga de trabajo de un determinado momento.

La privatización no podrá estar sujeta a ningún tipo de condiciones al comprador, como establece la normativa europea, y tendrá que realizarse en bloque. Esta transferencia simultánea de todos los centros es una exigencia impuesta a su vez por el acuerdo firmado entre SEPI y sindicatos.

Segregación para la viabilidad

El Gobierno segregó las actividades civiles y las militares de los astilleros públicos antes de proceder a la disolución de Izar, para garantizar su viabilidad después de que la Comisión Europea comunicara que Izar tenía que hacer frente a la devolución de 1.250 millones de euros recibidos como ayudas públicas, práctica que prohíbe la legislación comunitaria.

En la actualidad, de los cuatro centros que integran Izar, los de Sevilla y Gijón tienen trabajo garantizado hasta marzo de 2006, el primero gracias a la construcción de una esclusa para el río Guadalquivir recientemente contratada y el segundo por los trabajos de fabricación de un buque hospital.

Manises, que fabrica motores, y Sestao, que contrató hace unos meses la construcción de un gasero para Repsol YPF y Gas Natural, tienen carga de trabajo para varios años.

Según la legislación española, una empresa en liquidación no puede cerrar nuevos contratos, por lo que los centros con mayores problemas -Sevilla y Gijón- afrontarán la privatización con el volumen de trabajo actual.