Beneficios

El Corte Inglés consigue por primera vez plusvalías en su aventura americana

El valor de las acciones de El Corte Inglés en la empresa californiana de grandes almacenes Gottschalks se ha multiplicado por 10 en dos años. Con ello, por primera vez desde que en 1998 tomó el 16% de la compañía a cambio de aportar su deficitaria filial Harris, la cadena que presiden Isidoro Álvarez tiene plusvalías latentes en dicha inversión.

La revalorización del 900% en los últimos dos años responde a la mejora de los resultados de la compañía, cuyos beneficios se triplicaron con creces en el ejercicio fiscal 2004, según ha comunicado la compañía a la Comisión del Mercado de Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés).

Gottschalks alcanzó unas ventas netas de 662 millones de dólares (unos 515 millones de euros) en el ejercicio cerrado el 31 de enero de 2005, levísimamente superiores a las del año anterior. El resultado neto fue de 5,83 millones de dólares, frente a los 1,87 millones del año anterior.

Puesto que las ventas están prácticamente estancadas ha sido la contención de costes y el cierre de las tiendas menos rentables lo que ha permitido mejorar los resultados de la firma.

El mercado estadounidense, que había sido con frecuencia fuente de dolores de cabeza para los gestores de El Corte Inglés, lleva ya algún tiempo dando buenas noticias.

En busca de la rentabilidad, El Corte Inglés fusionó en 1998 su filial Harris con Gottschalks, que opera en California, Nevada, Idaho, Oregón, Washington y Alaska. Gottschalks entregó algo más de dos millones de acciones, el 16% de la compañía, con un valor de mercado de 18 millones de dólares y un pagaré por un importe de 22,18 millones de dólares, que vencía en agosto de 2006 y que ha sido prorrogado hasta 2009. El Corte Inglés retuvo además la propiedad de algunos inmuebles que arrienda a su participada.

El Corte Inglés revisó el año pasado su pacto de accionistas en Gottschalks, con la supresión de las referencias a la continuidad de El Corte Inglés en el capital, una vez vencido el compromiso de permanencia pactado.

Las previsiones de Gottschalks pasan por elevar este año el beneficio entre el 40% y el 50%.