Estudio

El Banco de España advierte que el aumento de la deuda de las familias se mantiene en 2005

El Banco de España advierte que se mantiene la tasa de expansión de la deuda de las familias en los primeros meses de 2005, mientras se registra una cierta aceleración de los recursos ajenos de las empresas. Según señala en su último Boletín Económico, publicado hoy, la financiación captada por los hogares y las sociedades continuó creciendo a ritmos elevados durante el mes de enero, similares a los de diciembre de 2004, y la información provisional correspondiente a febrero apunta a un manteniendo de estas tendencias.

Así, señala que la financiación recibida por el total de los sectores residentes no financieros registró en enero un ascenso en su ritmo de expansión interanual de 0,5 puntos porcentuales, como consecuencia de la aceleración de los recursos obtenidos por las familias, que aumentaron algo más de un 20%, el mantenimiento de la tasa de avance de la deuda de las empresas, que creció en torno al 14%, y el mayor dinamismo de los fondos destinados a las Administraciones Públicas.

En el caso de los hogares, los préstamos para la adquisición de vivienda y los destinados al consumo y otros fines alcanzaron en enero ritmos de avance interanual cercanos al 24% y al 12%, respectivamente.

Mayor estabilidad del consumo

Por otra parte, el Banco de España constata que en los primeros meses de 2005 la inversión sigue comportándose de forma expansiva, mientras que el consumo privado muestra una mayor estabilidad en su evolución, en un contexto en el que alguno de sus componentes ha tendido a reducir su dinamismo.

Entre los indicadores de actividad, los referidos a la industria han mostrado avances moderados en el inicio del año. Por su parte, la información sobre el empleo apunta hacia tasas de crecimiento elevadas, aunque no prolonga la aceleración observada en la parte final de 2004.

Asimismo, entre los indicadores más actualizados de consumo privado, el indicador de confianza de los consumidores, tras retroceder ligeramente en febrero, se mantuvo estable en marzo, situándose en el conjunto de los tres primeros meses de 2005 por encima de su nivel medio en el trimestre anterior. No obstante, en marzo las opiniones sobre la situación económica de los hogares y la economía, en general, se redujeron adicionalmente.