Indicadores

La confianza de los consumidores cae, y empeoran las expectativas de futuro

El Indicador de Confianza del Consumidor del Instituto de Crédito Oficial cayó en marzo casi tres puntos respecto al mes anterior, al tiempo que las expectativas de los consumidores para los próximos seis meses empeoraron, con un descenso de algo más de dos puntos.

Empeoran así tanto la percepción de la situación actual de la economía, como el indicador de expectativas futuras. Buena parte de la culpa la tiene la subida del precio del petróleo, que tiene una relación directa con la percepción de los consumidores

Las expectativas inflacionistas para el próximo año continúan aumentando, aunque moderan su ritmo de crecimiento respecto al observado en los últimos meses. En línea con estas perspectivas, los consumidores siguen pensando que los tipos de interés subirán en los próximos 12 meses, pero retrasan el momento en el que se producirá este aumento, en coherencia con el reducido crecimiento de la zona euro.

Caída del consumo

Respecto al ahorro, los consumidores continúan creyendo que sus posibilidades de ahorro (el indicador ha caído seis puntos) y de compra de bienes de consumo duradero (se ha reducido en siete puntos) para el próximo año serán menores que las actuales y, además, sus expectativas al respecto han empeorado en marzo sobre el mes anterior.

Esta evolución, según el ICO, podría anticipar una moderación en el avance del consumo privado para los próximos meses que, de todos modos, se mantendría en tasas elevadas.