CincoSentidos

Informática e inglés desde los cinco años

La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, explicó ayer a las comunidades autónomas la sexta reforma educativa en democracia y cuarta socialista, la Ley Orgánica de la Educación (LOE). Como puntos relevantes, el anteproyecto incorpora el idioma y la informática desde los cinco años, impide pasar de curso con más de tres suspensos, mantiene la asignatura de religión 'evaluable pero no computable' y enfatiza la enseñanza de la lectura, la escritura y las matemáticas.

Además, la norma incorpora dos 'exámenes de diagnóstico', a los 10 y a los 14 años, aunque no computará en sus notas; reduce el número de asignaturas entre los 12 y 14 años, abre la posibilidad de 'desdoblar' el Bachillerato en varias vías y elimina la Prueba General de Bachillerato o Reválida.

El anteproyecto se someterá a debate antes de su aprobación definitiva por el Gobierno y su tramitación parlamentaria. La nueva ley sustituiría a la Logse (1990), Lopeg (1995) y la LOCE (2002) pero no a la LODE (1985), que se mantiene.

Tras la reunión, la secretaria de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, y el consejero de Educación de Madrid, Luis Peral, en nombre de las comunidades populares, criticaron el texto. En su opinión, empobrece la calidad de la enseñanza y contiene en sus términos una falsa equidad.

María Jesús San Segundo aclaró que el anteproyecto recoge 'normas básicas', por lo que las cuestiones concretas como si la religión se impartirá en hora lectiva o el contenido del currículum escolar se regularán en desarrollos posteriores.

La disposición adicional tercera establece: 'El Estado y las comunidades autónomas acordarán un plan de incremento del gasto público en educación que permita el cumplimiento de los objetivo establecidos en la presente ley y la equiparación progresiva a la media de los países de la Unión Europea'.

El borrador cita específicamente la enseñanza de religión católica, de oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos, y 'se ajustará a lo establecido en el acuerdo sobre enseñanza y asuntos culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado Español'. La de las otras religiones, voluntaria para los alumnos, se ajustará a los acuerdos suscritos o que pudieran suscribirse con las correspondientes confesiones.

Los alumnos podrán repetir una vez en Primaria y dos en Secundaria. Con dos suspensos, pasarán de curso, también con programas de apoyo, pero no con cuatro. La decisión dependerá de los profesores en cada caso con tres asignaturas no aprobadas. Desde primero de Primaria, los alumnos con dificultades tendrán planes de refuerzo.

San Segundo explicó que se pondrá énfasis en la escolarización temprana, así como en las competencias básicas de lectura, escritura y matemáticas, las tutorías y la autonomía de los centros.

El Bachillerato, de dos cursos, se organiza en tres modalidades (Artes; Ciencias y Tecnologías; y Humanidades y Ciencias Sociales) y cada una se podrá desdoblar en vías diversas. Los que opten por Artes o Humanidades también estudiarán como asignatura común Ciencias para el Mundo Contemporáneo.

Claves

¦bull; Repetir curso No se pasará con cuatro suspensos. Con tres, lo analizarán los profesores.

¦bull; Religión. Será evaluable, aunque las calificaciones no computarán para becas, ingreso en la Universidad ni repetición de curso. La ministra no precisó si se impartirá en horario lectivo.

¦bull; Revalida. Se suprime la actual prueba y el acceso a la universidad será con una prueba única sobre los contenidos de segundo de Bachillerato.

¦bull; Ciudadanía. Se incorpora una nueva asignatura, Educación para la ciudadanía, sobre valores de convivencia, en un curso de Primaria y dos de Secundaria.