Renta Variable

El repunte del petróleo pesa en los mercados

El repunte final del petróleo, que volvió a rozar los 55 dólares en Nueva York, amortiguó la buena noticia de que General Electric, la primera empresa del mundo por capitalización de mercado, ha revisado al alza sus previsiones de ingresos en el primer trimestre. Así, en la última sesión de la semana el Nasdaq cerró con un alza mínima del 0,04%; pero el S&P 500 cedió un 0,09% y el Dow, un 0,13%. En Europa, predominó el tono positivo. París cerró con ganancias del 1,14%; Fráncfort del 0,61% y Londres del 0,25%.

El anuncio del conglomerado industrial más importante de EE UU consistió en confirmar que los ingresos del primer trimestre serán de 37 centavos por acción, frente a la proyección inicial, que era de una pequeña horquilla de 36 a 37 centavos. La cifra es un incremento del 15,6% respecto a los resultados del mismo periodo de 2004. Las acciones de la compañía subieron el jueves un 1%.

La importancia de los números de General Electric viene del hecho de que, tras las cifras récord del año pasado, el mercado estaba descontado que los resultados de las empresas del S&P 500 serían este año prácticamente planos. De la misma forma, se esperaba que el repunte del petróleo hasta máximos históricos (el crudo West Texas ha llegado a superar los 56,7 dólares por barril) tuviera un impacto en los ingresos de las compañías.

De momento, todo el sector industrial está amortiguando bastante bien la escalada del petróleo, según la propia Reserva Federal ha constatado, aunque la propia entidad también ha advertido de 'crecientes presiones inflacionarias', lo que ha preocupado mucho a los operadores de Wall Street. Los datos de PC de febrero, que se mantuvo en el 3% en tasa internaba han corroborado la tesis de la Fed, que el martes subió los tipos por séptima vez consecutiva. El precio del dinero está ahora en el 2,75%, el nivel más alto desde octubre de 2001.

La preocupación por una combinación de tipos más altos y crecimiento más moderado se ha extendido a Europa, donde las compañías, que aún gozan de unos importantes flujos de caja, se ven abocadas a apostar por políticas de dividendos y de recompras de acciones. Es lo que el mercado está descontando de empresas como Vodafone y Telecom Italia, que cerraron la semana con revalorizaciones respectivas del 3,6% y del 4,7%.

Es precisamente el sector de telecomunicaciones uno de los que ha protagonizado la semana en Europa, con una revalorización del 1,64%. Todo lo contrario se ha vivido en los sectores de materias primas (-3,9%) y petroleras (-1,9%), que se han resentido del encarecimiento de tipos y de la fuerte subida que ya arrastraban desde las semanas anteriores.