Oferta

El grupo Solvay ofrece 1.300 millones por la francesa Fournier

Solvay ha ofrecido 1.300 millones de euros en efectivo por el laboratorio francés Fournier, especializado en tratamientos contra enfermedades del corazón. El anuncio de la operación elevó la cotización de Solvay el pasado jueves hasta sus mayores cotas desde 1999.

El grupo químico belga Solvay anunció el jueves haber firmado 'un acuerdo de entendimiento con los accionistas de Fournier Pharma para la adquisición del 100% de la compañía por 1.300 millones de euros en efectivo'. La empresa añade que la adquisición podría elevarse en otros 300 millones dependiendo de ciertos acuerdos.

La operación supone para Solvay una clara apuesta por el mercado farmacéutico. La compañía belga, además de ser uno de los principales laboratorios europeos, es uno de los primeros productores mundiales de carbonato sódico y productos fluorados y es el primer proveedor mundial de depósitos de carburante en material plástico.

El grupo, que emplea a más de 30.000 personas, fue fundado por la familia Solvay en 1863 con la creación de una fábrica de sosa. Un siglo después inició su andadura en el negocio farmacéutico a través de adquisiciones de laboratorios europeos.

Tras la operación anunciada, las ventas anuales de la división farmacéutica de Solvay pasará de 1.745 millones de euros a 2.340 millones, con lo que se acercaría a los niveles de facturación de su principal división, la química, con 2.500 millones.

Fournier Pharma es otra empresa familiar creada en el siglo XIX, en Francia. Está especializada en tratamientos contra enfermedades del corazón y emplea a 3.340 personas. La operación elevó la cotización de Solvay más de un 6%, hasta los 92,4 euros, la mayor alcanzada por el grupo al menos desde 1999.

Fuerte presencia en España

Solvay está presente en España desde 1904, cuando edificó en Torrelavega (Cantabria) una fábrica para producir sosa cáustica. Desde 1979 tiene su sede en Barcelona.

En España produce y vende cerca de 40 medicamentos; su actividad química la desarrolla en el país a través de cuatro firmas y tiene fábricas en Torrelavega, Tarragona y Escúzar; en el mercado de plásticos realiza su negocio en España a través de otras dos empresas con plantas en Martorell y Montornés del Vallés. La española Faes Farma firmó a principios de año un acuerdo con Solvay para vender su antidepresivo Futuran.

Un sector que se mueve a golpe de latidos

Solvay y Fournier destacan en sus comunicados el impulso que tras la operación tomará el negocio combinado de ambas compañías en terapias contra dolencias cardiacas. La facturación conjunta de las dos empresas en productos contra ese tipo de dolencias superará los 650 millones de euros al año. En general, la operación impulsa el negocio farmacéutico del grupo Solvay. En particular, la compra sirve para que Solvay se posicione en el negocio más pujante en la actualidad del mercado farmacéutico, el relacionado con las patologías del corazón.

Lipitor, de Pfizer, contra el colesterol, se ha convertido en el fármaco más vendido en el mundo. Laboratorios y otras compañías del sector sanitario, conscientes de que son los productos contra las dolencias cardiacas los que más venden, toman posiciones en este segmento.