_
_
_
_
_
Reforma estatutaria

Patronal y sindicatos se unen en defensa del statu quo territorial

Empresarios y sindicatos se unieron ayer en bloque contra unas reformas estatutarias o de la Constitución que puedan amenazar la unidad de mercado y la cohesión. CEOE, UGT y CC OO no ven urgente el debate territorial y consideran intocables aspectos como la unidad fiscal y laboral o la caja única de la seguridad social.

En el debate territorial abierto en España no hay diferencias entre los agentes sociales. La sintonía pudo verse ayer en Sevilla durante el seminario La reforma de los estatutos de autonomía, organizado por la patronal andaluza CEA y en el que participaron los máximos dirigentes de la patronal y de los sindicatos.

El presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, y los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez y Comisiones Obreras, José María Fidalgo, coincidieron en que las reformas pendientes no pueden consagrar privilegios de unas regiones sobre otras. En este sentido, Cuevas, que abrió el encuentro junto a Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza, y José Antonio Griñán, consejero regional de Economía, advirtió de que cualquier cambio del marco jurídico debe estar avalado 'por muy poderosas razones'.

Mayores desequilibrios

El secretario general de la CEOE, Juan Jiménez Aguilar, apuntó como ejemplo que una quiebra en la unidad de la caja única supondría un incremento espectacular de los desequilibrios entre las comunidades autónomas.

En opinión de José María Fidalgo, la revisión del modelo de Estado debe preservar la estabilidad. Y para ello abogó por mantener la unidad en aspectos como las políticas fiscales y la protección social. 'Cualquier atentado a la unidad de mercado será un atentado contra la cohesión', resumió el líder de Comisiones Obreras. En esta misma línea, Cándido Méndez calificó de 'incoherente' que se exija armonización en Europa y se promueva en España la dispersión de las políticas fiscales, económicas o laborales. Según el líder de UGT, ninguna reforma estatutaria debería revisar unilateralmente el actual sistema de financiación autonómica, de la misma forma que tampoco debe implicar una revisión de la Constitución.

Coincidió en este punto el consejero de Economía andaluz, José Antonio Griñán, que restó importancia a las tensiones que pueda generar el debate territorial. Herrero, por su parte, recordó que los agente sociales andaluces acaban de suscribir una declaración en apoyo de la reforma del Estatuto regional dentro de los actuales límites constitucionales.

Andalucía como freno del 'desvarío'

Una de las intervenciones más duras fue la del ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga, que desarrolló la ponencia El edificio constitucional de España. A su juicio, el país camina hacia una 'democracia claudicante' y Andalucía, por razones históricas, 'es la única comunidad que puede parar' esa tendencia, y también los 'desvaríos' de otras regiones. Ese fenómeno, añadió, se dio en Alemania en el siglo pasado y desembocó en el régimen nazi de Hitler. Jiménez de Parga mostró su 'asombro' ante tanta petición de reformas y sostuvo que se está proponiendo 'retocar los cimientos del edificio' o lo que es lo mismo 'la unidad de España' y eso a su entender significaría 'destruir' la Constitución. El ex líder del Constitucional puso como ejemplo el Plan Ibarretxe, que calificó de 'disparate y monstruosidad jurídica'.

Archivado En

_
_