Indicadores

El PIB de la eurozona creció un 2% en 2004, y un 0,2% en el cuarto trimestre

El Producto Interior Bruto de la zona euro aumentó el 0,2% y el de la Unión Europea el 0,3% en el cuarto trimestre de 2004, en relación con el anterior, lo que sitúa su crecimiento a lo largo de todo el año en el 2% y el 2,3% respectivamente, según las primeras estimaciones publicadas hoy por la Oficina Estadística Comunitaria, Eurostat. Para el conjunto de 2004, el PIB de la zona euro tuvo un crecimiento del 2% y el de la UE del 2,3%, frente al 0,5 y al 0,9%, respectivamente, de 2003.

En comparación con el cuarto trimestre de 2003, el PIB de la zona euro experimentó un crecimiento del 1,6% y el de la UE del 1,9%. Los datos publicados hoy son la clave en una semana en la que se dan a conocer también las previsiones de crecimiento para los próximos meses.

La Comisión Europea ha aprovechado hoy las declaraciones de Eurostat para revisar al alza su previsión de crecimiento entre abril y junio: pasa de una horquilla de 0,2 a 0,6 puntos porcentuales a una de 0,3 a 0,7. Al organismo que preside Barroso, y al Fondo Monetario Internacional, que emitió ayer sus previsiones de crecimiento mundial, y entre ellas las de zona euro, se unirá mañana el Banco Central Europeo. Todos ellos ven nubes en el horizonte macroeconómico.

Futuro gris

El primer organismo económico a nivel mundial afirmaba ayer que las economías de los países de la Unión Monetaria crecerán este año de media un exiguo 1,6%, frente al 2,2% que se había adelantado. Afirma ademñas que la ¢locomotora¢ alemana crecerá un 0,8%, un punto porcentual menos de lo que se había pronosticado inicialmente.

Mañana el Banco Central Europeo hará públicas por su parte sus previsiones de crecimiento para la zona euro, después de la habitual reunión sobre política monetaria de su Consejo. Según Market News International, la entidad también empeorará las cifras dadas por buenas hace sólo unos meses, y va a recortar así su previsión de crecimiento para la zona euro a un 1,6%, desde el 1,9% que había anunciado hace tres meses.

La previsión de crecimiento para 2006, según esta misma fuente, también experimentará un ajuste a la baja al 2,1% desde el 2,2% que el BCE había pronosticado en diciembre, y el organismo emisor recortará además la tasa de inflación del 2% al 1,9%.