Seguros

Mapfre crea un nuevo holding para apostar por el seguro directo en Europa

Mapfre confía en competir con las grandes aseguradoras mundiales. Para ello quiere potenciar su vertiente internacional y ha reforzado su apuesta con la creación de un holding que dé fortaleza al seguro directo en Europa.

La primera aseguradora española ha pisado el acelerador en su negocio internacional para competir con los grandes del sector. El último movimiento ha sido la creación de Mapfre Internacional, un nuevo holding que agrupará las participaciones en seguro directo en países fuera de la Península Ibérica y América, donde realiza sus actividades a través de la filial Mapfre América.

La nueva organización tratará de paliar el 'gran vacío en el seguro directo' en Europa. Hasta ahora la actividad internacional de la aseguradora, que supuso en 2004 el 17,5% de las primas, 2.480 millones de euros, se ha concentrado, principalmente, en los ramos de asistencia, reaseguros y seguro directo en América. El presidente del Sistema Mapfre, José Manuel Martínez, señaló el pasado sábado en la junta general de Mapfre Mutualidad, que la atención del nuevo holding estará puesta especialmente en Italia, Irlanda, Grecia, Turquía y el este de Europa, dónde el objetivo es realizar adquisiciones para iniciar la actividad. Estos países se sumarán así a las participaciones en compañías de seguro directo que Mapfre tiene en Filipinas y Malta y a la primera incursión en China realizada en 2004. El proyecto se verá impulsado, además, por la creación de una red europea de seguros de empresas que constituye uno de los objetivos estratégicos.

Domingo Sugranyes, vicepresidente ejecutivo de Corporación Mapfre, la filial cotizada del grupo, recordó que la entidad mantiene 200 millones listos para invertir en compras, que aún no se han utilizado tras la ampliación de capital de 500 millones que realizó el año pasado. Además, 'el nivel de endeudamiento es reducido, por lo que no habría problemas para financiar nuevas adquisiciones', añadió.

Tras la decepción por quedarse sin la adquisición del grupo luso BCP, la aseguradora tiene puestas las esperanzas del corto plazo en la compra de la filial de seguros brasileña del holandés ABN Amro, el Banco Real, quinta aseguradora del país con unas primas cercanas a los 500 millones de euros. Y la presencia en la junta del máximo responsable de seguros del Gobierno brasileño, René García, junto a Pilar González de Frutos, presidenta de la patronal aseguradora, Unespa, puede ser una buena señal para cerrar la compra del 100% de la red agencial y del 50% de las operaciones de bancaseguros.

Las buenas perspectivas del negocio y la consolidación de la nueva red comercial -una 'revolución en Mapfre'- llevaron a Martínez a retar a la compañía a alcanzar unas primas de 10.000 millones en 2005. Las juntas aprobaron los resultados -un beneficio neto en el Sistema de 549 millones, un 23% más que en 2003- la renovación del consejo, y un alza del 28% en el dividendo anunciado en noviembre.

El Windsor, siniestro de 'consecuencias limitadas'

Limitadas, pero consecuencias. El vicepresidente ejecutivo de Corporación Mapfre señaló en la junta de accionistas que 'el mecanismo habitual de distribución del riesgo mediante reaseguro hace que el impacto neto de este siniestro en nuestra cuentas se estime aproximadamente entorno a 10 millones de euros'. Sin embargo, días antes, Domingo Sugranyes, señalaba en la Cadena Ser que el impacto del incendio sí podría notarse en los precios de los seguros de grandes clientes, ya que en la actualidad 'los grandes riesgos pagan unas tasas de primas bajísimas comparadas con las sumas aseguradas'. En su discurso del sábado, añadía que 'se trata de un siniestro de consecuencias económicas limitadas como otros muchos que se producen a lo largo de año'. Mapfre Re amplió 150 millones el capital en 2004, lo que ha supuesto un incremento del 47,3% de sus fondos propios.