Pymes

Textil Ortiz estudia nuevas inversiones logísticas para potenciar la exportación

Justo cuando acaba de cumplir 50 años, la empresa catalana Textil Ortiz, especializada en forros, ha concentrado todos sus esfuerzos en ampliar sus ventas en el exterior. De los 11,3 millones de euros que la empresa facturó el año pasado, el 35% proceden de las ventas fuera del mercado español, pero el objetivo es aumentar este porcentaje en los próximos años, según explica la gerente de la compañía familiar, Laura Ortiz.

Para ello, la empresa estudia una serie de posibilidades en el área de la logística y la distribución, que van desde la construcción de un almacén central fuera de España para abarcar los mercados europeos, hasta alianzas con diferentes empresas. Textil Ortiz ya tiene acuerdos comerciales con diversos distribuidores extranjeros que se encargan de comercializar sus productos en otros mercados, sin embargo, ahora el grupo catalán quiere ir más allá. 'Nuestro objetivo es incrementar las exportaciones un 10% en los próximos dos años', señala la gerente.

La compañía cuenta entre sus clientes con grandes empresas españolas como El Corte Inglés o Inditex, por ejemplo, pero su crecimiento en el mercado nacional está limitado por lo que ahora busca nuevas vías de expansión a través de la exportación.

'La peculiaridad de nuestro producto implica que lo tenemos que hacer llegar bien al confeccionista, bien a una central de compras, por lo que debemos ser ágiles en la respuesta al cliente', comenta Laura Ortiz. El grupo textil, que está dispuesto a mantener todo el proceso productivo en España y evitar la deslocalización, cuenta con dos empresas independientes, una dedicada al tejido y comercialización de forrería (Textil Ortiz) y otra especializada en tintes (Acabados Europeos). Esta última se creó hace 15 años y trabaja en exclusiva para la primera. 'Queríamos controlar todo el proceso productivo, así como la calidad del tinte y el acabado porque es la fase más delicada. Por eso creamos esta segunda empresa', añade la directiva.

A esta parte del negocio se han destinado, precisamente, las inversiones más fuertes de los últimos tres años, con el objetivo de modernizar y automatizar la mayor parte del proceso, así como incluir una serie de mejoras medioambientales que le han permitido lograr varias certificaciones de calidad.

'Nuestra base de trabajo es una inversión constante para poder competir en precio y calidad ya que nosotros abarcamos una amplia gama de productos de forrería, desde los más básicos y atemporales, hasta los de moda más actual', añade Ortiz.