Motor

El sector europeo del motor presenta en Ginebra las primeras novedades del año

Buena parte de las apuestas comerciales para 2005 y 2006 de la industria europea de la automoción se presentan en sociedad a partir de hoy. La 75ª edición del Salón Internacional de Ginebra recoge novedades esperadas en los concesionarios como la del nuevo Passat de Volkswagen, la nueva Serie 3 de BMW o los trillizos de Toyota, Peugeot y Citroën.

Los principales fabricantes de automóviles suelen apostar por los Salones para dar un impulso a las matriculaciones. El de Ginebra, evidentemente, no va a ser una excepción. Sobre todo, después de que las ventas registrasen en enero una caída del 0,8% en los 25 países de la UE, salvo Malta y Chipre, además de Islandia, Noruega y Suiza. La cifra total quedó en 1,22 millones de unidades. La muestra suiza, que este año cumple su septuagesimoquinta edición, recogerá alguna de estas grandes apuestas de las empresas para este año.

Es el caso de los trillizos que lanzarán al mercado Toyota y el grupo francés PSA. Los dos consorcios invirtieron 1.500 millones de euros para construir una planta en la República Checa y fabricar en ella un mismo coche de pequeño tamaño que se venderá bajo tres marcas: será un C1 si es de Citroën, un 107 si es un Peugeot y un Aygo, si se trata de un Toyota. Los esfuerzos de Citroën también se verán en el otro lado de la gama. La marca de los dos rombos volverá al mercado de las berlinas de lujo con el C6, heredero del mítico Tiburón.

Otro fabricante que escenificará en Ginebra su regreso al segmento de las berlinas será Fiat, después de concentrar durante años sus lanzamientos en las gamas más bajas. El consorcio presentará el nuevo Croma, un lanzamiento que supone parte de la profunda remodelación de la gama, uno de los pilares del grupo turinés para salir de la aguda crisis en la que se encuentra. Su paleta de modelos se enriquecerá con 20 coches (nuevos o rediseñados), con una inversión de unos 19.000 millones. Entre éstos están el propio Croma, así como los Alfa Romeo 159 y Brera, que también serán exhibidos en la feria suiza.

Las ventas de automóviles en Europa cayeron el 0,8% en enero

La recién estrenada marca Chevrolet, que se lanzó este año en Europa, presentará nuevas versiones de dos de sus modelos más vendidos, el Matiz y el Kalos. Kia, la marca de mayor crecimiento en el mercado europeo, estrenará por su parte el Rio de cinco puertas, que comercializará en verano. Este modelo es clave para reforzar su presencia en el segmento B, el de mayor volumen dentro del mercado automovilístico europeo.

Esfuerzo alemán

Los fabricantes alemanes coparán buena parte de la atención. Mercedes Benz acude al salón con la inédita Clase B, un monovolumen compacto derivado de la Clase A destinado a llenar el hueco entre esta categoría y la Clase C. Esta nueva serie, no obstante, ya se pudo apreciar en el pasado Salón de Detroit.

Volkswagen ha puesto sus esperanzas para mejorar los resultados en la nueva generación del Passat, un coche del que se han fabricado más de 13 millones de unidades en su veintenaria historia y que en su nueva generación tendrá un tamaño mayor que sus antecesores (4,77 metros de longitud). Las ventas de la versión berlina comenzarán en Europa justo el día después del cierre del Salón de Ginebra, el 11 de marzo. El Bora es la versión con maletero del Golf, y también estará en esta feria, para ser lanzado al mercado europeo en septiembre. Audi, filial de VW, completará la gama A6 con la versión Avant RS4, mucho más deportiva.

Por su parte, BMW presenta su plato fuerte, la Serie 3, el modelo más vendido de la casa muniquesa. En abril saldrá la Serie 7, la más lujosa del fabricante, que también se mostrará en Ginebra. Opel, la mayor filial europea de GM y que, como Fiat, trata de salir de su crisis, presentará el nuevo Astra GTC, un cupé de tres puertas.