Telefonía

Telefónica aumenta su participación en Portugal Telecom sin desembolso

Telefónica está lanzada en su camino a superar el 10% de Portugal Telecom tanto si compra acciones como si no lo hace. La española ha elevado su participación desde el tercer trimestre, supera ya el 9% y podría sobrepasar el 10% este año sin desembolsar un euro. Y a estos porcentajes se suman las adquisiciones directas de títulos que haya realizado en los últimos meses.

Telefónica se comprometió en 2001 a elevar su porcentaje de participación en Portugal Telecom al 10% y todo apunta a que esa promesa podría hacerse realidad este mismo año. Y lo mejor de esta noticia para la operadora española es que, si quiere, sucederá sin coste alguno para ella. Si además mantiene el ritmo de adquisición de acciones de la portuguesa de los últimos meses, su participación en el capital irá mucho más allá de lo prometido.

La compañía presidida por César Alierta informó por última vez de su posición en Portugal Telecom al cierre del tercer trimestre de 2004. En ese momento tenía el 8,48%. En lo que supuso todo un impulso en favor del estrechamiento de lazos accionariales, Telefónica había desempolvado en la primavera del año pasado el acuerdo de 2001 y había duplicado su participación hasta llegar a ese punto con tres compras sucesivas por valor de 415 millones de euros, las primeras desde 1999.

Estas adquisiciones acercaron mucho a Telefónica a la posición que había prometido tener, pero no lo suficiente. El empujón definitivo vendrá de la mano de nuevas compras y de la propia Portugal Telecom, con su programa de recompra de acciones propias.

La española podrá cumplir la promesa realizada en 2001 sin gastar tesorería

TELEFÓNICA 4,71 0,30%

La operadora lusa canceló a finales de diciembre y por sorpresa 87,8 millones de acciones que tenía en autocartera. En un solo movimiento, el capital de Portugal Telecom se redujo y la participación que Telefónica tiene en ella dio un salto del 0,64%, para llegar al 9,11%.

La amortización de la operadora lusa equivalía al 7% de su capital y forma parte de un programa de recompra y cancelación de acciones por un total del 10%. Después de este plan, entrará en vigor otro que ascenderá al 3% de los títulos que entonces estén en circulación.

Estos datos son los anunciados por Portugal Telecom como política de remuneración al accionista, así que, según estos números, la operadora lusa todavía tiene que reducir un 3% su capital para cumplir la primera parte del plan y otros 3% para materializar la segunda. Telefónica llegaría así al 9,7%.

Pero otra vez ha habido sorpresa. La convocatoria de la junta anual de Portugal Telecom fijada para abril contiene una propuesta de amortización de 116,65 millones de acciones. Esta cantidad supera los compromisos asumidos en los programas de recompra, puesto que asciende al 10% del capital actual y dispararía la participación de Telefónica por encima del 10% de Portugal Telecom -concretamente, al 10,13%- en caso de materializarse en su totalidad.

Queda por ver, sin embargo, el destino que da Portugal Telecom a la autorización que consiga de la junta. La compañía portuguesa ha implantado una de las políticas de remuneración a sus accionistas más generosas del sector, con un dividendo que ofrece una rentabilidad cercana al 4%. A ello se añade el actual programa de recompra -del que queda por ejecutar un 6%-, así que ampliarlo otro 4% dispararía su puesto en el ranking de mayores retribuidores.

Alierta presentará un beneficio récord en el pasado ejercicio

Telefónica presenta hoy sus resultados anuales y todo apunta a que serán históricos por varios motivos. El primero es la forma en la que se van a oficializar. Por primera vez, la compañía ha previsto una rueda de prensa en la que su presidente, César Alierta, romperá con su costumbre personal y corporativa y presentará personalmente los resultados.

La segunda peculiaridad de la cuenta anual de pérdidas y ganancias es que puede suponer el récord de beneficios en la historia de la compañía. Telefónica acumula en nueve meses una ganancia de 2.117 millones de euros. Le basta con ganar 87 millones euros en el cuarto trimestre para que los resultados superen los de 2003. Este hecho no supondría un hito, porque 2003 no fue un buen año. Pero los analistas esperan que el beneficio trimestral ascienda a 934 millones -según la media de los analistas recogida por Bloomberg-, lo que supone multiplicar por cinco el beneficio del mismo periodo del año anterior y, sobre todo, sumar 3.051 millones de ganancia en el ejercicio. Y esta cifra es importante porque supera la de 2000, que hasta ahora era el récord histórico de Telefónica. La operadora se quedaría a un paso de la ganancia sin precedentes del Santander.