Auto judicial

Garzón exculpa a Ybarra por el 'caso Probursa' pero mantiene la imputación de Rodríguez-Ponga

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha acordado hoy el sobreseimiento libre y el archivo de la causa abierta respecto a la compra del Grupo Financiero Probursa (GFP) por parte del BBV en lo que se refiere al ex presidente de la entidad vasca Emilio Ybarra, pero mantiene la imputación contra el ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez-Ponga, el ex vicepresidente y ex consejero delegado de BBV Pedro Luis Uriarte y el ex director adjunto Rodolfo Esteban Molinuevo.

En el auto de once folios, conocido hoy, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha decidido además archivar la causa respecto al jefe de la Asesoría Tributaria, Juan Pedro Gil Vera, y el director financiero, Luis Javier Bastida.

Fuentes del BBVA consultadas sobre esta decisión reiteraron que "la 'operación Probursa' fue correcta, tal como diversos informes lo detallan, entre ellos, uno del Ministerio de Hacienda", y mostraron su confianza en que "así quede patente a lo largo del procedimiento".

El auto del magistrado se produce después de que el pasado 15 de febrero todos ellos compareciesen como imputados ante el juez Baltasar Garzón quien, en 2002, abrió una pieza separada dentro del caso de las cuentas secretas del BBVA para investigar esta operación que, según el fiscal, dio lugar a un delito fiscal de 21 millones de euros.

El juez Garzón se refiere en el escrito a Rodríguez-Ponga, ex secretario de Estado de Hacienda, quien -según el auto- "analizó la concreta operación que se le presentó, planteando después, la correspondiente solución fiscal que supuso la obtención de un beneficio para la entidad y un correlativo perjuicio para la Hacienda Pública".

Situación concreta

Además de resaltar su "especialidad profesional, en el campo de la fiscalidad internacional y las transacciones con el exterior", el auto también añade que la respuesta de Rodríguez Ponga a las consultas del BBV no era "una eventual hipótesis de trabajo", tal y como declaró el pasado día 15 de febrero, sino "a una situación concreta con datos proporcionados en el seno de la organización".

El Ministerio Fiscal ha apreciado delito fiscal tras la adquisición del 22,15% del Grupo Financiero Probursa en 1995 por BBV International Investment Corporation Puerto Rico (BBBVIIC), pues la operación "se hizo a un precio exageradamente elevado, con el resultado de minorar las cuotas del Impuesto sobre Sociedades de BBV en los años 1995 a 1998", en un montante de 21,02 millones de euros.

Precisamente, el auto agrega que Rodríguez-Ponga estudió las consecuencias fiscales de la compra y "prestó servicios como asesor fiscal específicamente versado en operaciones como la que ha constituido objeto de estas actuaciones".

Respecto a Pedro Luis Uriarte y Rodolfo Molinuevo, los otros dos imputados en esta causa, el juez Garzón explica que pudieron autorizar esta decisión, a pesar de no ser "expertos en tributos" y de no poseer "los conocimientos precisos para ello" ni tener, entre sus "atribuciones", "el análisis tributario de la operación".

Responsabilidades penales

Con esta resolución judicial, el juez Baltasar Garzón centra la imputación y pretende fijar las responsabilidades penales en los segundos niveles de decisión de la entidad, puesto que ha archivado la causa contra el ex presidente del BBVA, Emilio Ybarra, el jefe de la Asesoría Tributaria, Juan Pedro Gil Vera, y el director financiero, Luis Javier Bastida.

El pasado 15 de febrero, dijo que desconocía la operación que hizo su entidad tras comprar Probursa, mientras que Juan Pedro Gil Vera indicó que él se enteró de ella cuando hubo que trabajar en las exculpaciones del banco por las cuentas secretas que tenía en paraísos fiscales.

Esta declaración contrastó, según fuentes jurídicas, con la del entonces asesor tributario, Estanislao Rodríguez-Ponga, quien aseguró que la operación era neutra fiscalmente, tanto si se ganaba como si se perdía dinero.

Otro imputado, Rodolfo Molinuevo, por su parte, dijo que él fue quien comunicó esta operación al Banco de España y, junto a Bastida, director financiero ahora exculpado por Garzón en esta causa, realizó las anotaciones "contables" de esta operación de traspaso de acciones.