Transporta aéreo

British Airways recorta resultados por el coste del combustible

La compañía aérea British Airways registró un beneficio neto de 49 millones de libras (71 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal, con cierre a 31 de diciembre, lo que representa un descenso del 41% con respecto al mismo período del año anterior. El consejero delegado de la aerolínea británica, Rod Eddington, atribuyó esta caída en el resultado trimestral al impacto en los costes de explotación del encarecimiento del combustible.

'Estos son unos resultados respetables en un trimestre en el que los gastos de combustible aumentaron en 106 millones de libras (154 millones de euros)', señaló Eddington. En concreto, la compañía destinó 330 millones de libras (480 millones de euros) a la compra de queroseno entre los meses de octubre y diciembre, un 47,3% más. Este sobrecoste provocó un incremento del 6,3% en sus costes totales de explotación, que alcanzaron los 1.863 millones de libras (2.703 millones de euros) en los últimos tres meses del año.

Pese a todo, la compañía acumula un beneficio de 242 millones de libras (351 millones de euros) en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal 2004/2005, que concluye el próximo 31 de marzo, frente a los 118 millones registrados el año anterior.

Durante estos primeros nueve meses, el volumen de negocio de la aerolínea ascendió a 5.924 millones de libras (8.599 millones de euros), un 3,8% más, pese a la caída del mismo 3,8% en el ingreso medio por pasajero (yield). En el tercer período, la cifra de negocio aumentó un 4,3%, hasta 1.973 millones de libras (2.863 millones de euros), con una caída del 1,9% en el yield.

La compañía ha revisado ligeramente al alza sus previsiones de ingresos para el año fiscal, que ahora sitúa en un aumento del 3% al 3,5% frente al 2%-3% de la previsión anterior.