CincoSentidos

El videojuego apunta a un público más adulto

Adiós al mito del videojuego como un entretenimiento infantil. El 42% de los usuarios de juegos para ordenador y consola en España tiene edades comprendidas entre los 18 y los 34 años, según se desprende del estudio que ayer presentó en Madrid la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese).

'Esta industria tiene ya 30 años y los contenidos han ido adaptándose al perfil de los usuarios, que cada vez es más adulto', señaló Carlos Iglesias, secretario general de Adese. La incorporación de este segmento de población al consumo de videojuegos es uno de los motivos del elevado crecimiento de esta industria. Actualmente 8,5 millones de españoles, el 20,3% de la población, es jugador de videojuegos, según este informe, realizado por la consultora GFK Emer a petición de la asociación del sector.

'Otro de los aspectos a destacar es la progresiva incorporación de la mujer al consumo de videojuegos. Aunque el 67% son hombres, uno de cada tres usuarios ya es una mujer', explicó Pedro Serrano, encargado del estudio.

La práctica totalidad de los jugadores juega al menos una vez a la semana. Entre los jugadores de PC el 25% afirma practicar todos o casi todos los días, por el 30% de los usuarios de consola. Los jóvenes y adultos destacan, ante todo, el entretenimiento que supone jugar a videojuegos, mientras que los niños señalan la diversión como factor clave de uso.

'La mayor parte de los jugadores son de tipo medio, es decir, dedican entre una y cuatro horas semanales a los videojuegos', según Iglesias. 'En general, son las mujeres las que menos horas dedican, con porcentajes inferiores a una hora semanal en su distribución de hábitos'.

En cuanto a las preferencias, los hombres se decantan por los videojuegos de disparos, lucha y deportes, mientras las mujeres son más partidarias de juegos de cartas o puzzles. Los más rechazados, de acuerdo a este estudio, son los infantiles, de rol y eróticos. El público femenino rechaza, además los programas de disparos y lucha.

A la hora de decantarse por un juego, los consumidores valoran la rapidez del mismo, seguida del número de pantallas y el precio. El estudio demuestra que más del 50% de los usuarios no gastan más de 100 euros al año en la adquisición de videojuegos. La mayoría de los jugadores los adquieren en tiendas especializadas y, en menor medida, se encuentran las descargas desde internet y la adquisición de copias. 'La piratería es menor que en otros sectores', comentó Serrano.

Alberto González, presidente de Adese, defendió a la industria de las críticas vertidas por el contenido de algunos juegos, tachados de violentos y sexistas. Recordó que es el único sector de entretenimiento que cuenta con un código de autorregulación propio (Pan European Game Information, PEGI) que establece una clasificación por edades y tipos de contenidos. También demandó más ayuda de la Administración para que en España no sólo se consuman videojuegos sino que también se creen nuevos productos.