PIB

La economía de EE UU creció un 4,4% en 2004

La economía de Estados Unidos ha crecido un 4,4% en 2004, su mayor ritmo desde 1999, lo que muestra una recuperación frente a 2003, cuando el PIB progresó un 3%. Sin embargo, el ritmo se ralentizó en el último trimestre del año a un 3,1%, menor que lo previsto por los analistas, que auguraban una subida del Producto Interior Brutro en torno a un 3,5%.

El Departamento de Comercio explicó en un comunicado que la ralentización en ese período se debió al empeoramiento de la balanza comercial del país, que se produjo a pesar de la debilidad del dólar, que abarata los productos nacionales en el exterior. Las exportaciones cayeron un 3,9% de octubre a diciembre, al tiempo que las importaciones aumentaron un 9,1%. Estos datos revierten los resultados del tercer trimestre, cuando las ventas en el extranjero subieron un 6% y las importaciones tan sólo un 4,9%.

El 3,1% de crecimiento del PIB de EE UU en el cuarto trimestre contrasta con las tasas más sustanciales del resto del año. Entre julio y septiembre la economía se expandió un 4%, de abril a junio un 3,3%, y de enero a marzo un 4,5%.

Subió la inflación

El Departamento de Comercio también constató un incremento de la inflación en el cuarto trimestre del año. Los gastos de consumo personal, un índice que estima los precios que pagan los residentes en Estados Unidos, subieron un 2,7%, frente a un 1,9% en el trimestre anterior. Sin contar la energía y los alimentos, que son los rubros más volátiles, el indicador se expandió un 1,9%, comparado con el 1,7% que creció de julio a septiembre.

Este índice de precios es citado a menudo por el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, y su alza es una señal más que apunta a que el Comité del Mercado Abierto de esta institución subirá los tipos de interés en su reunión la próxima semana, como esperan los analistas.

El banco central de EE UU ha aumentado el precio del dinero seis veces desde junio y se augura que lo incrementará de nuevo en 0,25 puntos porcentuales, hasta colocar su tasa interbancaria a corto plazo, la de referencia, en un 2,5%.