Adquisición

Deutsche Boerse y Euronext compiten para comprar la Bolsa de Londres

La Bolsa de Valores de Londres (London Stock Exchange) ha rechazado la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada hoy por Deutsche Boerse, sociedad gestora de la Bolsa de Francfort, a cambio de 530 peniques por acción. Sin embargo, la London Stock Exchange (LSE) se ha mostrado "dispuesta a continuar con las conversaciones con la bolsa alemana y con Euronext sobre la posibilidad de una mejora significativa de la oferta".

Horas antes, la sociedad gestora de la bolsa de Francfort, la más grande del continente había hecho firme por segunda vez en varios meses su intención de adquirir la LSE. La oferta se lanza sobre los títulos de esta compañía que cotizan en el mismo parqué, y está fijada en 530 peniques por acción, aunque los analistas destacaban ya que hay muchos obstáculos para que la operación se haga efectiva. Poco después, el grupo de bolsas europeas Euronext anunciaba que competirá con Deutsche Boerse.

Euronext, que tiene sede en Amsterdam e integra esta plaza, Bruselas, París y Lisboa, ha indicado que dentro de poco entregará una oferta para la adquisición de la bolsa más importante de Europa. Ha agregado que en vista a los análisis y conversaciones mantenidos con la LSE, una fusión con Euronext generaría considerables sinergias, de las que se beneficiarían tanto los accionistas de la plaza británica como sus clientes

El presidente de Deutsche Boerse, Werner Seifert, ha dejado claro que el precio está muy ajustado: ¢530 peniques son un buen precio¢ y que confía en que la oferta sea ¢aceptada tan pronto como sea posible¢. De fraguar la OPA, la sociedad resultante crearía un gigante que estaría en condiciones de competir al nivel de las principales plazas mundiales.

DAX XETRA 15.280,86 0,16%

Seifert ha ignorado las preguntas sobre una posible contraoferta por la bolsa europea Euronext, que aglutina los mercados de Amsterdam, Bruselas, París y Lisboa, y que también viene mostrando interés por el de Londres.

Recorte de las tarifas

Para convencer a los accionistas, Francfort propone una reducción inmediata de los costes mediante un recorte del 10% de las tarifas a las órdenes electrónicas que se hagan en el Reino Unido a partir del 1 de enero de 2006. Además, Deutsche Boerse promete unos costes 50 de garantías de ¢clearing¢ de hasta un 50% menores que los precios actuales.

La propietaria del índice DAX explica además que los temores británicos a un dominio extranjero quedarán disipados por la continuidad en la posición institucional: Londres seguirá estando, dice, supervisada por el organismo regulador británico, la FSA, y la libra esterlina y no el euro seguirá siendo la moneda empleada para las transacciones.

Pese a las buenas palabras de Seifert, numerosos expertos bursátiles señalan que son muchos los obstáculos burocráticos y fiscales, además de los políticos, que hay que superar aún para que esta OPA, la segunda que lanza Deutsche Boerse sobre el parqué londinense, se materialice.