Resultados

Spanair factura 870 millones de euros en 2004, el 4% más

Spanair ha facturado el pasado año 870 millones de euros, lo que significa un avance del 4% respecto a 2003, ha anunciado hoy el presidente de la compañía aérea, Gonzalo Pascual.

La aerolínea ha transportado durante el ejercicio 8,5 millones de pasajeros, medio millón más que en 2003, mientras que la ocupación media ascendió en el mismo periodo al 64%,un punto porcentual más.

No obstante, Pascual ha advertido de que las perspectivas de expansión de Spanair podrían verse mermadas por la ubicación de la compañía en la terminal T-1 del aeropuerto madrileño de Barajas, que le fue asignada por AENA en diciembre pasado, y que supondría para la aerolínea un gasto adicional de 57 millones de euros entre los años 2006 y 2010, respecto a la asignación en la T-4.

El traslado a la terminal T-1, operativa desde 1977, supondría también un coste adicional para los pasajeros de Spanair de 45 millones de euros entre 2006, año de la apertura de la nueva terminal T-4, y 2010.

La compañía "rechaza de plano" la ubicación en la T-1, terminal que considera la más obsoleta de todo el aeropuerto de Barajas y que cuenta con sólo 12 posiciones de contacto existentes (fingers) frente a las 77 de la T-4 que, encima, no se adaptan a su flota y la de sus aerolíneas asociadas en Stan Alliance compuesta por aviones de tipo medio.

El vicepresidente de SAS descarta la venta de la compañía

El vicepresidente de la compañía aérea escandinava SAS, propietaria de Spanair, Gunnar Reitan, quien asistió al acto, quiso despejar definitivamente los rumores, por un lado, sobre la venta por parte de SAS de su filial española y, por otro, de una supuesta pérdida de poder decisorio de Pascual.

Ha añadido que Spanair seguirá siendo una compañía española, por lo que necesita una equipo directivo español, y que SAS desea aportar con ella "una verdadera alternativa al mercado de transporte aéreo en España".

Según Reitan, Spanir cuenta con todo el apoyo de su matriz para la defensa de sus intereses en el aeropuerto de Barajas, respaldo al que se unió también el presidentes de Star Alliance presente en el acto, quien recordó que la alianza ha hecho grandes inversiones ante la futura unificación del grupo bajo el mismo techo, el de la terminal T-4, y ahora se encuentra con un giro de 180 grados con la nueva decisión de AENA que la ubica en la vieja T-1.