CincoSentidos

El primer anuncio español en la fiesta de la Super Bowl

Para Paul McCartney, la estrella encargada este año de amenizar musicalmente el evento más importante de la liga de fútbol americano, 'no hay nada más grande que ser elegido para actuar en la Super Bowl'. Para las empresas, sí lo hay. Conseguir emitir un anuncio en los descansos de la final de la NFL (National Football League) es un hito publicitario para cualquier compañía y a ello aspiran todos los años grandes multinacionales. IBM y Visa, entre otras, coparon los espacios el año pasado. No en vano la Super Bowl es el mayor evento publicitario del mundo, con una audiencia que en 2004 superó los mil millones de espectadores.

El próximo 6 de febrero, una empresa española entrará en este exclusivo club de anunciantes. Grupo Cosentino, una compañía familiar con sede en Almería, filiales en Reino Unido, Holanda, Latinoamérica y EE UU y presencia en 50 países, se asomará a las pantallas durante el encuentro entre los New England Patriots y los Philadelphia Eagles en Jacksonville.

El producto que la compañía anunciará será Silestone, primera marca mundial en superficies de cuarzo. El momento elegido, el descanso del segundo cuarto. La duración, exactamente 30 segundos. La estrella, el ex jugador de la NBA Dennis Rodman. El coste, cuatro millones de dólares. 'La idea surgió de nuestra filial en Houston, que consideró que la Super Bowl es el evento que podría tener mayor impacto para la marca. Llevamos cinco años comercializando Silestone en Estados Unidos y es un producto conocido en los circuitos profesionales. Lo que queremos ahora es promocionarlo en el consumidor final', señala Santiago Alfonso, director de marketing de la empresa. En el anuncio, en el que también aparecen algunos jugadores y entrenadores de fútbol americano, puede verse a Dennis Rodman disfrutando de un relajante baño de espuma y rodeado de velas. 'Soy Dennis Rodman y estoy disfrutando de un baño con una encimera realizada por Silestone', asegura la ex estrella de baloncesto en el spot.

El anuncio ha costado 760.000 euros. El resto (2,23 millones) es la emisión en TV

El coste de producción, incluido el salario de Rodman, ha sido de 760.000 euros. Los otros 2,23 millones corresponden a la difusión. 'La idea es que la gente vaya a los miles de puntos de venta de Silestone en Estados Unidos y pida la encimera de Dennis Rodman', concluye Alfonso.