Traslado

Cortefiel cerrará su planta de Madrid para trasladar la producción a Málaga

El grupo Cortefiel ha decidido echar el cerrojo a la que fue su primera fábrica, en Madrid, para trasladar su producción a la planta que posee en Málaga. La medida, que ya ha comunicado a los sindicatos, afectará a unos 150 trabajadores pero no tendrá un impacto significativo en los resultados de la empresa.

Cortefiel está a punto de decir adiós a su primera fábrica, la que todavía posee en Madrid y que ha ido adelgazando progresivamente su volumen de producción, especialmente desde la regulación de empleo que realizó en 1996. Con el objetivo de 'lograr un importante ahorro de costes', según fuentes de la compañía, Cortefiel ha decidido ahora concentrar en Málaga la producción de los centros fabriles españoles, 'cesando la actividad de fabricación en Madrid'.

Sólo el 15% del total de prendas que vende Cortefiel están elaboradas en sus propias instalaciones debido a la política de subcontratación que ha mantenido la compañía en los últimos años. Esto significa que la producción actual de la planta madrileña era prácticamente residual y concentrada en la confección de americanas para caballero.

Cortefiel mantendrá, no obstante, el inmueble de la calle Llano Castellano donde también está ubicada la sede central de la empresa. En sus inicios, la fábrica se instaló en la zona de Bravo Murillo y a principios de los noventa se trasladó al nuevo inmueble, en Fuencarral Pueblo. Ahora, este edificio albergará sólo las oficinas principales de la compañía.

Según un comunicado enviado a la CNMV, 'el principal objetivo de esta decisión se enmarca dentro de la necesidad de mantener la competitividad de sus líneas comerciales en el mercado, concentrando sus procesos de fabricación en España de la forma más eficaz en único centro'.

Este cese afectará a unos 150 trabajadores sobre el total de 9.000 que tiene Cortefiel. Aunque aún se está pendiente de negociar con los sindicatos, supondrá el traslado de algunos empleados a Málaga (donde actualmente trabajan algo más de 370 personas), así como jubilaciones anticipadas, oferta de autoempleo para determinados colectivos y, si fuera necesario, extinción de contratos.

Cortefiel aún no ha cuantificado el coste que esta medida podría suponer para la compañía, pero fuentes de la empresa aseguran que 'no va a ser relevante en el resultado del grupo', aunque sí supondrá unos ahorros importantes.

Movilizaciones

Tras conocerse esta decisión, los sindicatos aventuraron que podría producirse algún tipo de movilización. La dirección y los trabajadores se reunirán el próximo miércoles para analizar la mejor solución posible.

Para CC OO, la decisión es 'perjudicial' porque afecta a un colectivo 'especialmente delicado', el de los trabajadores de entre 45 y 55 años, que son más de 50, informa Europa Press citando un portavoz sindical. 'La situación es muy difícil porque a estos trabajadores se les rompe todo su futuro laboral, por lo que auguro que va a haber movilizaciones serias en las próximas semanas', insistieron.