Tribunales

Gómez-Bermúdez, apartado del tribunal que juzgará a Botín por el 'caso jubilaciones§

El magistrado Javier Gómez-Bermúdez no presidirá el tribunal que juzgará al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y a los ex consejeros José María Amusátegui y Angel Corcóstegui por el caso de las jubilaciones millonarias, una vez aceptada la recusación presentada por una de las acusaciones contra el juez.

Según confirmaron fuentes jurídicas, la Sala de Justicia de la Audiencia Nacional ha admitido el incidente de recusación contra Gómez-Bermúdez, al apreciar "interés directo en la causa", por lo que ha procedido a apartar al magistrado de este proceso. Según señala la Sala en su resolución, "al haberse modificado la composición de los magistrados que integraban la Sección Tercera, sin justificación inicial alguna, y luego con una justificación ulterior insuficiente, se ha podido crear una apariencia de falta de imparcialidad".

El inicio del juicio oral contra Botín, Amusátegui y Corcóstegui estaba previsto para el próximo miércoles, día 26, aunque las mismas fuentes no pudieron confirmar si la fecha sufrirá modificaciones a raíz de esta recusación.

Sentencia del 'caso Banesto'

Uno de los argumentos de Rafael Pérez Escolar para esta recusación es que Javier Gómez Bermúdez se encargó de ejecutar la sentencia del caso Banesto, por el que se condenó a Mario Conde, al financiero Jacques Hachuel, al ex vicepresidente Arturo Romaní, al ex consejero delegado de Banesto Enrique Lasarte, al ex director general Fernando Garro y al propio Pérez Escolar.

Según fuentes jurídicas, la presidencia del tribunal podría recaer en Angela Murillo, actual presidenta de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, o bien en Antonio Díaz Delgado, quien se pronunció sobre otro recurso de súplica de Rafael Pérez Escolar contra el juez Gómez-Bermudez.

El caso de las jubilaciones comenzó cuando se conoció que Amusátegui y Corcóstegui cobraron sendas indemnizaciones de 43,7 y 108 millones de euros, respectivamente, al abandonar el Santander a mediados de 2001 el primero y a principios de 2002, el segundo.

Rafael Pérez Escolar, ex vicepresidente de Banesto en la época de Mario Conde, y el abogado Francisco Franco Otegui, presentaron una querella contra Corcóstegui, Amusátegui y Botín por considerar que recibieron las mencionadas indemnizaciones al dejar la entidad "para dejar el campo libre a Botín".

El ministerio fiscal de la Audiencia Nacional pidió el sobreseimiento del caso en cuatro ocasiones, la primera en septiembre de 2003 al no apreciar delitos en las indemnizaciones cobradas por Corcóstegui y Amusátegui y la última, 16 de junio de 2004.