Huelga

Los gruistas pondrán fin al paro pero mantendrán la protesta cobrando directamente al usuario

Las empresas de asistencia en carretera estudian hoy la posibilidad de emprender una nueva estrategia en sus movilizaciones consistente en abandonar el paro técnico que secundan desde el pasado viernes y comenzar a cobrar los servicios directamente a los usuarios, con el fin de no complicar la circulación en las carreteras ante el anuncio de la llegada de una nueva ola de frío polar la Península.

Las patronales someterán esta propuesta a la consideración de las empresas del sector en las asambleas territoriales que tienen previsto celebrar esta jornada una vez se evalué también la incidencia y los efectos que deriven de esta ola de frío. En virtud de esta nueva política, las grúas cobrarían unas tarifas que permitan cubrir sus costes a los conductores que éstos, posteriormente, deben solicitar que les reintegre su seguro.

24 vehículos en las carreteras

Un total de 24 vehículos permanecían abandonados en arcenes de las carreteras españolas a las 10.00 horas, tras sufrir averías y no haber sido retirados por las empresas de grúas, que llevan a cabo un paro desde las 00.00 horas del viernes, día 21.

Según fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), otros 100 vehículos con averías fueron retirados de las calzadas y estacionados en lugares más seguros, fuera de la vía. Además, otros 107 automóviles fueron remolcados a depósitos municipales y centros de conservación de carretera, los lugares habilitados para acoger los vehículos que sufran averías y puedan dificultar la circulación.

La DGT aconseja revisar el vehículo antes de iniciar el viaje, y llevar un teléfono móvil para contactar con la aseguradora, la DGT (900 123 505) y con el número de emergencias 112.