Crecimiento económico

Solbes no descarta que la economía española creciera un 2,7% en 2004

El vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy en Barcelona que la economía española podría haber crecido en 2004 un 2,7%, una décima más que la última previsión realizada por el Gobierno.

"Estaríamos en un 2,6% alto si se confirman los datos del tercer trimestre", ha asegurado Solbes, y ha añadido que "no descartaría tampoco la cifra del 2,7%". "Hay una posibilidad de que el 2,6% se quede en el 2,7%", remachó.

Solbes ha hecho estas declaraciones antes de pronunciar una conferencia en Barcelona, organizada por el Círculo de Economía, y a la que asistió una nutrida representación política y empresarial de la sociedad catalana.

Durante la conferencia, ha subrayado que la economía española está teniendo una "evolución favorable", pese al "estancamiento" que sufren algunas economías europeas y las "tensiones" en el precio del crudo. En este sentido, ha indicado que es "perfectamente posible" que se alcance en 2005 un crecimiento del 3%.

Asimismo, ha destacado que el mercado de trabajo "está mostrando una clara tendencia a la mejoría", con un crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social y una reducción del paro registrado en el último trimestre del año.

Preocupado por la inflación

No obstante, ha advertido que, en la actualidad, el principal "problema" de la economía española radica en el sector exterior, que retrae dos puntos de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB).

"Nos preocupa que esta evolución pueda deberse al diferencial de inflación acumulado en los últimos tiempos", ha asegurado Solbes, y ha reconocido que el Índice de Precios de Consumo (IPC) es "el dato al que tenemos que estar más vigilantes en los próximos meses".

Solbes ha destacado que actualmente hay una "necesidad apremiante de elevar la productividad en España" y ha vuelto a insistir en que el Gobierno está "preparando un paquete de medidas para mejorar la competitividad", que se hará público en las próximas semanas.

Las empresas han de crear productos de mayor valor añadido

En este sentido, ha asegurado que "la reducción de salarios no es la solución" y se tiene que ir hacia un modelo en que las empresas creen productos de mayor valor añadido y basado en más inversión en educación e innovación.

"No podemos pretender seguir haciendo lo de siempre con salarios más altos", ha apuntado, aunque se ha mostrado convencido de que "la situación de partida es buena" y se ha mostrado "enormemente optimista" acerca del futuro de la economía española.