Reunión en Ginebra

El Foro de Davos afirma que las empresas no asumen su responsabilidad social

Los sectores público y privado de numerosos países han desatendido sectores claves como la educación, la alimentación y los derechos humanos, y han hecho apenas "la mitad de la necesario para construir un mundo más estable y próspero", según un informe divulgado hoy por el Foro Económico Mundial.

El estudio señala que la responsabilidad recae en los gobiernos, pero propone a los empresarios extender sus actividades filantrópicas, como programas para dar acceso a tratamientos contra el sida o para extender el aprovisionamiento de agua en localidades de países en desarrollo que carecen de este servicio, como única vía de avanzar en la lucha contra la pobreza.

La sugerencia principal es que las empresas hagan inversiones de tipo social en las áreas que mejor conozcan conforme a su experiencia y a sus activos. Propone también que las corporaciones asuman un compromiso en el diálogo público para la implementación de políticas públicas y el reforzamiento institucional de los países en los que están presentes.

El informe relata ejemplos de empresas que "asumen sus responsabilidades con seriedad", pero precisa que "representan sólo una pequeña fracción del sector privado". En ese sentido, la conclusión del informe es que los líderes mundiales ¢están rompiendo su promesa de afrontar los problemas mundiales¢, como la pobreza, la paz y la protección del medio ambiente".

El ejemplo del 'Tsunami'

El informe deja abierta la puerta a la esperanza, y se refiere a lo sucedido tras el maremoto del sudeste asiático del pasado mes, que ha causado ya más de 250.000 muertes. Señala así que esta "ha sido la primera verdadera catástrofe mundial¢, lo que según el texto demuestra ¢que nos enfrentamos a riesgos comunes y que tenemos responsabilidades compartidas".

El documento se ha dado a conocer en la misma semana que esta organización privada celebra en la ciudad alpina de Davos su reunión anual, en la que participarán 2.250 líderes políticos y empresariales de 96 países, incluidos 100 de las 500 personas más ricas del mundo.