Indicadores

Brasil se consolida como el país con los tipos de interés reales más altos del mundo

El Banco Central de Brasil decidió la semana pasada subir 50 puntos básicos los tipos de interés, hasta el 18,25%. Es la quinta vez consecutiva que se aprueba un aumento del precio oficial del dinero y lo consolida como el país con mayor tipo de interés real (descontada la inflación) del mundo. Con un 11,9%, Brasil está seguido en este ranking por Turquía, con un 9%, país que hasta el pasado mes de noviembre lideraba la lista.

'Turquía ajustó mucho su política monetaria una vez superada la crisis, pero Brasil, incluso sin sufrir una crisis, sólo por causa de las presiones inflacionistas, ha ido aumentando los tipos', explica Alexandro Agostini, economista de GRC Visao.

En 2003 Turquía llegó a tener el tipo de interés nominal en el 43%, mientras que el de Brasil alcanzaba el 26,5%. En los últimos dos años, coincidiendo con la llegada al poder del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, los tipos de interés se fueron reduciendo, hasta llegar al 16% en abril, pero desde septiembre, las subidas no han cesado, hasta el 18,25% actual. Turquía, por el contrario, ha reducido el tipo de interés en ese tiempo 240 puntos básicos, hasta el 19,5%.

El alza de los tipos en Brasil llega en un momento de excelente coyuntura económica, después de que 2004 cerrara con todos los indicadores positivos y con un crecimiento del PIB que se espera supere el 5%. La incidencia que el encarecimiento del dinero pueda tener en la reactivación económica que se ha iniciado hace sólo medio año es una de las preocupaciones actuales, ya que los créditos también se encarecen y el consumo nacional disminuye.

El propio Lula da Silva se mostró molesto con la subida de la semana pasada y convocó al presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, y al ministro de Economía, António Palocci, para que le explicaran el por qué de la decisión. Las razones apuntan a la inflación, que según las últimas proyecciones superaría en seis décimas el 5,1% previsto por el Banco Central para este año. El control de los precios se ha convertido en uno de los objetivos que el Gobierno de Lula.