Gobierno

El Ejecutivo se asegura el apoyo en política económica de ERC, IU y CC

El portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene muy avanzadas las conversaciones con Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Cataluña para garantizar su apoyo al paquete de leyes de contenido económico que el Gobierno enviará al Congreso en el periodo de sesiones que comienza en febrero. Fuentes de las tres formaciones políticas admiten que ya hay acuerdos en firme en, al menos, trece iniciativas.

La primera que entrará en la Cámara Baja será la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. IU y ERC están de acuerdo con el equipo económico del Gobierno en respetar el equilibrio a lo largo del ciclo, aunque es seguro que se permitirá un eventual margen de déficit a las comunidades que será acordado con éstas.

Cambios tributarios

La reforma fiscal que prepara el Gobierno será mucho menos ambiciosa de lo previsto y contará, previsiblemente, con el respaldo de IU y ERC, partidarias de revisar las desgravaciones por vivienda y fondos de pensiones pero también de abordar un plan de lucha contra el fraude mucho más ambicioso del que se ha puesto en marcha desde Hacienda. Puede haber también diferencias en la reforma del Impuesto de Plusvalías, aunque en este caso las mayores exigencias proceden de la coalición que coordina Gaspar Llamazares.

El Gobierno no se opone a la exigencia de IU de crear una comisión de seguimiento del pacto presupuestario alcanzado para 2005, teniendo en cuenta que la coalición introdujo en las cuentas generales del Estado modificaciones por importe de 712 millones de euros, según las cifras que maneja esta fuerza política. Ello va a permitir, según las mismas fuentes, que IU extienda el acuerdo a los Presupuestos de 2006, algunos de cuyos capítulos se negociarán desde el Ministerio de Economía antes del verano.

Rubalcaba tiene pendiente de incorporar al consenso a Coalición Canaria, visto el apoyo que este grupo prestó a los Presupuestos ahora vigentes. Con ello, el PSOE tendría garantizado un amplio respaldo parlamentario a su política económica, aunque la dirección del partido es consciente de que el foco de atención seguirá centrado en el País Vasco y Cataluña.

Información previa para los socios

Izquierda Unida ha trasladado al PSOE la necesidad de disponer con antelación de los proyectos de ley que se vayan a someter a la aprobación del Consejo de Ministros y en los que el Gobierno prevé disponer del respaldo de la coalición durante el trámite parlamentario. Esquerra Republicana de Cataluña también ha trasladado a Zapatero esta necesidad, dadas las dificultades que encuentra para capitalizar la ayuda que presta al Gobierno.

Fuentes de IU reconocen que apenas han conseguido rentabilizar políticamente las aportaciones realizadas a los Presupuestos ahora vigentes, a pesar de que la coalición fue la primera en hablar, por ejemplo, de la necesidad de eliminar la Ley de Acompañamiento.