Banca

La Caixa vende el 4,2% de Deutsche Bank con una moderada plusvalía de 25 millones

La Caixa deja de estar presente en el mercado alemán y pone fin a la relación con un socio emblemático. Se ha deshecho finalmente de la participación que tenía en el Deutsche Bank, después de ponerle el cartel de 'en venta' hace más de un año. La caja ha esperado a tener unas plusvalías razonables para vender el 4,21% del primer banco alemán por 1.450 millones y ahora logra 25 millones, después de impuestos.

La desinversión se ha hecho en la Bolsa de Francfort en las últimas semanas por un precio medio de 65,20 euros, según comunicó ayer la entidad que preside Ricardo Fornesa a la CNMV. Desde septiembre el paquete pasó del 3,8% al 4,2% en virtud de una reducción de capital, según la entidad.

Fornesa ya dijo el año pasado que el criterio de la caja era concentrarse en participaciones estratégicas. Y Deutsche ya había dejado de serlo, sobre todo por los problemas que plantean las nuevas normas contables para que la banca pueda apuntarse el beneficio proporcional de una participación cuando ésta no supera el 20%. El paquete en el Deutsche no cumple los criterios de influencia significativa que ha marcado el Banco de España para poder anotárselo.

La caja destaca que ha logrado una rentabilidad 'moderada pero positiva'. Lo cierto es que cuando compró la participación en 1999 pagó 1,7 veces su valor contable, lo que choca con la plusvalía obtenida. Esta ganancia se reflejará en la cuenta de 2004, ya que la mayor parte del paquete se ha vendido el mes pasado. La caja ha aprovechado la subida del valor en los últimos días del año. Así, la plusvalía permitirá elevar la solvencia aumentando el capital principal (core capital) 0,2 puntos.

La caja puso fin ayer a una alianza hace años inactiva pero que en 2000 se llegó a plasmar en un proyecto fallido para crear un portal financiero, Moneyshelf.es.

La entidad busca captar al cliente joven

La entidad ha lanzado su primera marca específica para el colectivo de jóvenes. La enseña LKXA (significa 'La Caixa' en lenguaje SMS) agrupa todos los productos para jóvenes de 18 a 25 años, basándose en la tecnología de móvil e Internet. El objetivo es captar 500.000 clientes jóvenes el primer año (300.000 de ellos del citado tramo de edad), informa Toni Garganté.

El director de marketing, Carlos Casanovas, explicó que la caja cuenta con 940.000 clientes jóvenes y con la nueva marca espera llegar a 1,2 millones de usuarios el primer año.