Farmacia

España está lejos del gasto medio en I+D de la OCDE y de los objetivos de la UE

España se sitúa en una inversión en I+D del 1,03% respecto del PIB y se ha marcado el objetivo de alcanzar el 1,4% en 2007. Esta cifra está lejos también de la media de los países de la OCDE, reflejada en el informe 'Perspectivas de la Ciencia, Tecnología e Industria 2004' de esta organización, que muestra que el gasto medio en I+D respecto al PIB ha pasado del 2,09% en 1995 al 2,26% en 2002.

También parece difícil que España de una aportación adecuada para conseguir el reto de llegar en la UE al 3% en inversión en I+D respecto al PIB y lograr que Europa sea la economía basada en el conocimiento más competitiva del mundo, tal y como postuló el Consejo Europeo de Barcelona de marzo de 2002.

Sin embargo, el informe destaca positivamente el hecho de que España 'tiene uno de los sistemas de incentivos impositivos a la I+D más generosos de la OCDE', a lo que la Administración ha ayudado haciendo más fácil el uso de esta herramienta para las compañías. De hecho, el estudio resalta que el Ministerio de Educación y Ciencia tiene la potestad, cedida por el Ministerio de Economía y Hacienda, de determinar qué proyectos son susceptibles de recibir descuentos para la innovación y cuáles no.

De acuerdo con Jerry Sheehan, economista senior de la división de ciencia y tecnología de la OCDE, 'el sector farmacéutico y sanitario puede jugar un papel importante para conseguir los objetivos del 3%'. Así, dice que 'los países que han aumentado sus inversiones en I+D más rápidamente son los que se expanden más aceleradamente en sectores clave como son el farmacéutico y el relacionado con los avances médicos'.

Según la OCDE, el sector farmacéutico representa el 9,8% de las inversiones en 2001 (desde el 8,8% en 1991).