Feria

Los 'ingenios' electrónicos atraen la inversión tecnológica

Llega el fin de los cables y la televisión se ha hecho inteligente. Son dos de las ideas que han emanado de la 37 Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas (CES). Entre el jueves y el domingo pasado expusieron sus novedades 2.500 empresas.

El negocio de la electrónica de consumo movió el año pasado 113.000 millones de dólares en EE UU, según Gary Shapiro, responsable del CES. La cifra supera en un 11% a la de 2003 y tanto movimiento ha atraído a gigantes de la informática a compartir anuncios con los del sector electrónico en Las Vegas.

La televisión es el centro de la revolución digital y la buena noticia es que los fabricantes impulsarán precios asequibles. Pero no todo estará al alcance. Entre los productos aún exclusivos está el televisor de plasma de 102 pulgadas de Samsung, que además llevó a EE UU un prototipo de pantalla OLED, tecnología con menor consumo y mayor definición llamada a acabar con los citados plasma y LCD.

Con la caja de tubos catódicos jubilada y el mural televisivo colgado, toma forma el entretenimiento del futuro que explotan muchas de las 2.500 empresas de 115 países que participaron este año en la mayor feria de electrónica del mundo.

En el ocio digital convergen los intereses de las industrias del software, hardware, operadores de televisión -por cable o digitales- y telefónicas. De hecho, la telefónica SBC Communications tuvo un papel relevante. Su presidente Ed Whitacre mostró una serie de productos cuyo objetivo es competir en servicios con las compañías de tele por cable. Al mismo tiempo se vendieron las ventajas de la Televisión de Alta Definición (HDTV).

En lo que respecta a los reproductores de música, imagen y teléfonos, Motorola presentó un anorak con altavoces, micrófonos y teléfonos con marcación por voz. Kodak anunció una cámara de fotos que se conecta a internet vía Wifi para transmitir imágenes. Y en conexión comienza a hablarse de Ultra Wideband, una tecnología de banda ancha que logra 480 Mbps en distancias cortas. Son sólo alguna de las 50.000 novedades que han abierto el año en la capital de los casinos.

Novedades De una consola con GPS al vídeo incorporado a la radio

Microsoft aprovechó el CES para hacer hincapié en su concepto del salón digital. A través de la plataforma de software 'Media Center' el televisor es el centro y gracias a la llamada 'convergencia' se está haciendo posible la unión de imagen, música, radio, teléfono, e-mail y fotografía en un solo dispositivo. Esta capacidad de interconexión llega de la mano de internet, tal y como lo vieron, entre otros, los presidentes de Microsoft y TiVo, Bill Gates y Mike Ramsay.

Según sus apreciaciones, las casas tienden a tener conexiones más rápidas y una máquina con una importante capacidad de almacenamiento para guardar contenidos y servírselos al usuario a la carta sin que tenga que atenerse a horarios.

Al triunfo de la radio por satélite en Estados Unidos se une el deseo de diversas empresas (la más fuerte es Sirius Satellite Radio) de añadir programación de vídeo a sus emisiones. Este avance le da pujanza en el automóvil.

Sony presentó su PlayStation portátil (PSP), un pequeño y ligero aparato disponible en Japón que reproduce además de juegos, vídeo y música. Y Tiger Telematics sorprendió con su videoconsola Gizmondo, con localizador GPS integrado y capacidad para usar las redes de telefonía móvil GPRS. Esto facilita jugar en línea sin necesidad de cables.

Philips aportó la experiencia que denomina 'The Connected Planet', en la que un centro de música sin hilos permite escuchar canciones en formato de compresión MP3 por toda la casa.

La valenciana DS2 logró un premio en el CES por un semiconductor de alto rendimiento que transmite datos a 200 megabytes por segundo.