Petroleo

Blanco sustituirá a Boyer en la presidencia de CLH

La reestructuración de Repsol ha alcanzado, de recuelo, a la Corporación Logística de Hidrocarburos (CLH), sociedad en la que la petrolera es el principal accionista, con un 25% del capital. En la búsqueda de una salida adecuada para el actual consejero delegado del grupo, Ramón Blanco, (cargo que se elimina del organigrama), Antonio Brufau ha forzado la salida de Miguel Boyer de la presidencia de CLH (sociedad que heredó el negocio de logística de la antigua Campsa), puesto que se destina a Blanco.

Así, Repsol, junto a otro de los socios de CLH, la canadiense Enbridge, propondrán en el próximo consejo de administración, cuya celebración está prevista para finales de este mes, la destitución de Boyer y el nombramiento de Ramón Blanco.

La salida de Miguel Boyer, que fue nombrado presidente de CLH durante el Gobierno del PP (en el verano de 1999), era un rumor que circulaba desde hacía varias semanas. Boyer fue ministro de Economía y Hacienda en el primer gobierno socialista presidido por Felipe González y ahora es patrono de la Fundación FAES, que preside José María Aznar, a la que accedió en noviembre de 2002.

Por su parte, Ramón Blanco, hombre de los Albertos en el Banco Zaragozano llegó a Repsol YPF de la mano de Alfonso Cortina. Con éste vivió los años de expansión de Repsol en Latinoamérica y vivió y gestionó muy directamente la crisis económica de Argentina, que afectó de lleno a la petrolera.