_
_
_
_
Luis Atienza

'Somos un valor seguro en crecimiento'

Considera que la compañía que preside puede compatibilizar perfectamente su nuevo y ambicioso plan de inversiones en redes de transporte eléctrico con la preservación de REE como un valor seguro y estable para los accionistas.

Considera que la compañía que preside puede compatibilizar perfectamente su nuevo y ambicioso plan de inversiones en redes de transporte eléctrico con la preservación de REE como un valor seguro y estable para los accionistas. Es más, Luis Atienza indica que si la empresa no se estanca, y desde luego ese no es su objetivo, sus títulos se asegurarán un recorrido al alza en el mercado bursátil en el futuro. Además la dirección de REE se ha planteado que ese nuevo plan 2005-2009 no modifique la actual estructura financiera, que le permite una buena calificación crediticia.

Pregunta Para la empresa que preside se abre un nueva etapa, con el reto de emprender fuertes inversiones que garanticen el suministro eléctrico. ¿Cuáles son las prioridades?

Respuesta Estamos elaborando el plan estratégico 2005-2009, y espero que pueda ser presentado en enero. Tenemos que consolidar el proceso de concentración de la red de transporte tras finalizar la fase de adquisición de esos activos a las eléctricas. Y, por otra parte, la segunda gran tarea es homologarlos y colocarlos en el nivel de calidad de prestaciones, de tecnología y de eficiencia que caracterizan los activos históricos de REE. Hay que hacer, por tanto, una inversión en su renovación y mejora y eso va a ser un proceso de varios años.

'Nuestro objetivo para 2005-2009 es mantener la rentabilidad global, medida por la revalorización de la acción y por dividendo'

La otra gran tarea es el desarrollo de la red. Vamos a revisar al alza nuestro plan de inversiones para los próximos cinco años, con independencia de las adquisiciones, para atender las necesidades de un sistema eléctrico en el que la demanda sigue creciendo a tasas cercanas al 4%, y que está desarrollando una red para trenes de alta velocidad que requiere alimentación eléctrica de alta tensión. Invertir en red no es sólo la base principal de la garantía de suministro, sino que también favorece la competencia. Y, asimismo, tenemos como objetivo físico duplicar sus interconexiones en el horizonte de 2007 o 2008, tanto con Francia como con Portugal y Marruecos.

P ¿Y van a repercutir esos planes en la estructura financiera de la empresa?

R REE tiene una estructura que el sistema financiero, también a nivel internacional, considera que es muy adecuada al tipo de negocio. Y lo que vamos a hacer es optimizar esa estructura para poder financiar ese desarrollo con el menor coste posible. Nuestro plan de inversiones para el conjunto del periodo no va a modificar nuestro nivel de apalancamiento; nuestra estimación es que con pequeñas variaciones se mantenga en el entorno del 68% al final del plan. Y, por tanto, podremos mantener también la calificación crediticia que muy buena. ¿Y por qué? Porque somos una empresa regulada que tiene unos activos con un sistema de remuneración estable que garantiza no sólo el desarrollo de las nuevas inversiones sino también su retribución y su recuperación.

P ¿Puede, por tanto, REE conservarse como un valor refugio para los inversores?

R Es una característica típica de las empresas de redes como la nuestra, que son valores más apropiados para inversores, como los fondos de pensiones, que buscan al mismo tiempo rentabilidad y seguridad. Y esto va a seguir siendo así. Tenemos además accionistas muy fieles a la empresa, y por eso el volumen de negocio a Bolsa no responde a veces al peso de la capitalización bursátil y a nuestro free-float (capital flotante en Bolsa).

Y aunque no seamos una opción para inversores como los hedge funds, sí estamos muy satisfechos con el recorrido de la acción, que es positivo y que además va a seguir siendo muy segura. Pero además REE está en fase de crecimiento: no es una empresa estancada, y desde ese punto de vista, es una compañía que tiene recorrido. Así, en su negocio principal tiene unas proyecciones de crecimiento muy importantes derivadas de la respuesta que debemos dar a las necesidades del sistema eléctrico español.

P ¿Y el nuevo plan va a mantener los actuales objetivos de pay out (parte del beneficio que se destina al dividendo)?

R Nosotros tenemos un pay out del 65%. Y nuestro objetivo es mantener la rentabilidad global, que se mide tanto por revalorización como por el dividendo. Somos una empresa, como otras utilities de redes en Europa, con accionistas que se sienten atraídos por ese tipo de rentabilidad y por un comportamiento del dividendo seguro y estable.

P En la etapa anterior REE tuvo algún conflicto con la Comisión Nacional de la Energía por sus inversiones en el exterior. ¿Qué política van a seguir en los próximos años?

R Nosotros estamos en este momento muy centrados en nuestro proceso de crecimiento interno y en nuestra misión nacional para un sistema que nos pide mayores inversiones. En este sentido, no estamos en una fase expansiva, sino en una etapa de análisis de las oportunidades de inversión en el exterior que básicamente nos permitan aspirar a ser operadores, más que inversores financieros. En redes internacionales aspiramos a desarrollar nuestra tecnología: lo que sabemos realmente hacer bien como empresa que es operar y gestionar las redes eléctricas.

Y en este sentido analizamos oportunidades en el mercado, especialmente en América Latina. Ya somos los propietarios y gestores de la mayor parte de la red de Bolivia, que tiene su propio plan de crecimiento para conectarse con los países vecinos, así como de una línea en Perú. Pero las nuevas inversiones, desde el punto de vista de volumen, deberán ser compatibles con nuestro fuerte plan de inversiones en España.

P El Ministerio de Industria ha abierto un proceso que puede desembocar en una revisión de la normativa sobre el sector eléctrico. ¿Qué papel cree que REE debe desempeñar en el futuro?

R Nosotros estamos colaborando en esa revisión; pero en España, como en casi toda Europa, se está consolidando el modelo integrado de transportista y operador del sistema. Ese debate, en el que se había planteado sobre la directiva europea obligaba a separar las actividades de operación del sistema y la propiedad de las redes, es evidente que no ha triunfado si miramos el mapa continental. Y es que se ha impuesto el modelo integrado, del que fuimos pioneros hace veinte años, por lo que no hay ninguna incertidumbre. No obstante, es conveniente la separación funcional, y esa medida es la primera que tomé cuando llegué aquí.

P Pero también les afectan los fallos en el suministro y, de hecho, alguna vez esos problemas acaban en polémicas entre las eléctricas y REE...

R Sí, y las reformas deben permitir dar mejores respuestas al objetivo de compatibilizar la liberalización y la garantía de suministro. En mi opinión, en España, el debate se está desplazando desde la minimización de los precios a la garantía y calidad de suministro. Y es que esos son elementos más importantes, aunque los precios sean un factor relevante. Los clientes son cada vez más conscientes que pueden pagar un poco más porque haya un suministro más garantizado, pero ese es un aspecto que tiene su coste.

Y es que es necesario tener una cierta capacidad excedentaria para poder atender fallos de equipos o de aprovisionamientos. Además es preciso contar con un abanico de tecnologías y combustibles, y que el origen geográfico de esos abastecimientos permitan que el sistema eléctrico sea menos vulnerable. Nosotros, asimismo, estamos dando nuestras propuestas de cuáles deben ser los ajustes en las funciones de operador del sistema, con el fin de que nuestro servicio esté suficientemente salvaguardado. Y como expertos opinamos sobre otros temas como la organización del mercado de generación.

P ¿Tendrá que adaptarse el plan de inversiones de REE al nuevo programa de infraestructuras ferroviarias anunciado por la ministra de Fomento?

R Hasta ahora vamos cumpliendo y nunca se han registrado problemas por falta de infraestructuras de transporte eléctrico o subestaciones. Y eso que, a veces, recibimos la información de los emplazamientos con plazos muy cortos. Ahora estamos trabajando de forma intensa para el suministro de las que ya están en construcción: Córdoba-Málaga, Córdoba-Granada, de Barcelona a la frontera francesa...

P ¿Está asegurado el cumplimiento de los plazos de la nueva interconexión eléctrica con Francia?

R Hay voluntad por ambos Gobiernos ya que la nueva linea es necesaria para alimentar el AVE hasta la frontera y para resolver los problemas de suministro del nordeste de Girona. Además esa línea reforzará notablemente la seguridad de suministro de los dos sistemas, del español y del francés. También, en nuestro caso nos permitirá incorporar más energía eólica. Ahora estamos trabajando para definir el mejor trazado para que esté finalizado en el primer semestre de 2008.

'Estamos abiertos a participar en alianzas estratégicas en 'telecos'

P ¿Van a intentar competir con Telefónica para rentabilizar sus activos de telecomunicación?R Nosotros tenemos unos activos muy importantes como es una red de fibra óptica, y aspiramos a participar en el proceso de consolidación e integración vertical del sector. No obstante no tenemos vocación de operador universal de telecomunicaciones. Para nosotros no es un negocio al que queramos destinar recursos adicionales más allá de las inversiones que seguimos haciendo para el desarrollo de nuestra red en paralelo a la construcción de líneas. Para nosotros la única actividad estratégica es la vinculada a la gestión de nuestras redes, el resto de nuestro negocio de telecomunicaciones está abierto a alianzas estratégicas.P ¿Entonces aunque REE aportase los activos no sería el operador?R No. Lo que queremos es poner en valor esos activos, que son muy importantes, estratégicos e irreproducibles para quien aspire a ser un operador relevante e integrado de telecomunicaciones en el mercado español. Pero no vamos a desarrollar ese negocio de forma autónoma. En algún momento de más euforia sí tuvo la vocación de serlo, pero ahora no; y es que se requieren conocimientos, tecnología y compromiso financiero que nos podría desviar de nuestra actividad principal. Nosotros ya estamos manteniendo conversaciones, y será ese socio el que se convierta en el gestor y el que tenga que decidir su estrategia.P ¿Cuenta con sentido empresarial la compra de las redes de transporte a las eléctricas o se hizo para que redujesen deuda? R Tiene la lógica de la concentración de toda la red en una sola empresa que además es independiente de los actores de la competencia. No obstante, las eléctricas se desprendieron de esos activos para concentrarse en los negocios en competencia y para ahondar en el saneamiento financiero.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_