El análisis de la semana

Los planes bursátiles acaban el año en el 8,5% de ganancia

El cierre del año ha vuelto a reforzar las ganancias de los planes de renta variable, que habrán cerrado el ejercicio con un rendimiento medio superior al 8,5%, aunque con bastantes planes por encima del 10% de rentabilidad en el conjunto del año. Las subidas de las cotizaciones bursátiles han colocado a varios mercados internacionales en sus cotas más altas del ejercicio, tanto en EE UU como en algunos mercados europeos, incluido el español.

Dada la elevada dispersión que tienen las carteras de los planes de pensiones, muy superior a la de los fondos de inversión, este resultado del 8,5% de media para el conjunto de los planes de renta variable puede considerarse bastante aceptable, porque los índices de los principales países europeos han cosechado ganancias en torno al 7% mientras el principal indicador bursátil norteamericano no ha llegado más que a la mitad. La aportación de la Bolsa española a la rentabilidad de los planes de pensiones es modesta, a pesar de la subida de más del 17% del Ibex 35 en el conjunto del año.

Fuera del entorno bursátil, los planes de pensiones han logrado unos rendimientos bastante modestos, ya que la renta fija mixta, con un tercio del patrimonio total de los planes españoles, ha concluido el ejercicio con una rentabilidad acumulada ligeramente superior al 3%. Y los planes de renta fija apenas han alcanzado el 1,8% de ganancia media, rentabilidad muy modesta para la acumulación de capital que deberían tener estos productos de ahorro, ya que no alcanza ni siquiera para compensar el deterioro de la inflación. Los planes de renta fija a medio y largo plazo han tenido una rentabilidad un poco más favorable que los de corto plazo, que no han llegado ni al 1,50% de ganancia.

Los que han sorprendido favorablemente en los últimos meses del año han sido los planes garantizados, que se han acercado a la barrera del 5% de rentabilidad media en la recta final del ejercicio.