Huelga

Las empresas de grúas retrasan los paros hasta el 20 de enero

Los representantes de las empresas de asistencia en carretera acordaron ayer retrasar el paro previsto para los días de Navidad hasta el 20 de enero. Con esta medida la Cepas y Aneac buscan presionar a las aseguradoras para que suban las tarifas de las grúas.

La batalla por una subida de tarifas de los servicios de grúas continúa. Los representantes de las asociaciones de asistencia en carretera Aneac y Cepas acordaron ayer, retrasar hasta el 20 de enero el paro técnico de carácter indefinido, que habían previsto para las fechas de Navidad. Esta medida pretende forzar a las aseguradoras a que revisen las tarifas de las grúas.

A este paro se unirán todas las comunidades autónomas a excepción de Aragón, Cantabria, La Rioja y Madrid, que convocarán nuevas reuniones regionales para acordar si se unen a la huelga. Rafael Merino, presidente de Aneac y Francesc Rovira, presidente de Cepas, han señalado que el paro del día 20 podría evitarse si en las próximas semanas las aseguradoras aceptan la subida de tarifas que se reflejan en los estudios pactados el pasado 28 de agosto, en los que se reflejan diferencias de casi un 100%. Durante la reunión, también se han aprobado otras 'medidas de presión'. Los portavoces han señalado que las empresas de asistencia realizarán concentraciones en las sedes principales de todas las aseguradoras que no acepten el estudio y además denunciarán ante el Servicio de la Competencia a las compañías que pagan servicios de las grúas por debajo de los costes de prestación.

Rovira y Merino han coincidido en señalar que las decisiones ya no las tiene que tomar la patronal de seguros, ya que 'la pelota está en el tejado de cada compañía'.

Ambos representantes han apuntado, también, que la respuesta de las aseguradoras ha sido muy diferente. Mientras que Pelayo, Winterthur, Coris, Ima Ibérica, RACE, RACC y Asitur han accedido a una revisión de las tarifas actuales. Mapfre, Reale, Mutua Valenciana, Repsol y Ada se han negado a realizar una subida de tarifas. Pese a que las primeras, han respondido positivamente, Rovira ha perfilado que 'todavía no han terminado de hacer los deberes', ya que no han presentado por escrito un compromiso de subida de tarifas.