Comercio exterior

La exportación española cae en octubre y agrava el déficit

El déficit comercial español creció en los diez primeros meses del año un 30,5% y supera ya (48.787 millones) todo el registrado en los doce meses de 2003. El deterioro se acrecentó con un descenso de las ventas en octubre, especialmente acusado hacia la Unión Europea, primer cliente español. España vende ahora sólo por valor de 70 euros por cada 100 que importa.

El desequilibrio de las cuentas comerciales es ahora de largo el primero que tiene la economía española, y acumula un deterioro creciente que puede llevarle hasta tasas superiores al 7% del PIB a fin de años (cerca de 60.000 millones de euros). En los diez primeros meses de este año España exportó 120.331 millones de euros, un 5% más que hasta octubre de 2003, e importó por valor de 169.118 millones, un 11,3% más. El saldo fue, en consecuencia, de un déficit de 48.787 millones.

Los datos proporcionados ayer por el Ministerio de Industria y Comercio revelan que en octubre se ha acentuado el desequilibrio, y se ha quebrado la tendencia de recuperación que la exportación mantenía en los meses precedentes. Las ventas al exterior han descendido un 0,5% sobre octubre de 2003, con caída del 1,8% en las destinadas al primer socio comercial español, que es la UE.

Destacan sobremanera las caídas de ventas hacia Alemania (4,3%), Reino Unido (5,4%) e Italia (14,2%), y se registró un descenso del 9,7% en las exportaciones hacia los estados que ingresaron en la Unión en mayo. La exportación a EE UU y Canadá bajan un 8,6% y un 13,1% las destinadas al mercado asiático (10,7% a Japón y 16,7% a China). La exportación total fue de 13.002 millones.

Dado que las importaciones crecieron un 7,1% (hasta 18.393 millones de euros) el déficit generado en octubre fue de 5.390 millones de euros, un 31,2% más que en octubre de 2003 y con una tasa de cobertura del 70,7%.

Coches, semimanufacturas y equipo alivian el problema

Los tres principales sectores exportadores españoles han avanzado en los diez primeros meses del año más que la media de las ventas, y han evitado que el déficit comercial sea superior. La exportación de bienes de equipo ha crecido un 7,1% (supone el 20,6% del total de ventas); la de semimanufacturas un 6% (copa el 23,1%); la de coches sube un 5,2% (copa el 22,3%); y la energética crece un 24,9% (su participación se reduce a un 3,7%). Por lo que se refiere a las importaciones, en todos los casos los avances son importantes por la pujanza de la demanda interna; llama la atención la compra de coches que sube un 24,9%, mientras que los bienes de consumo duradero avanzan un 14,3%.